El CD Guijuelo halla el gol 526 minutos después para sumar un punto en Pontevedra

Un penalti anotado por Jonathan Martín rompe la sequía goleadora del CD Guijuelo, que logra sumar un puntos después de 5 derrotas seguidas y coger así, un poco de aire.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

PONTEVEDRA: Edu Sousa (c); Barbeito, Pacheco (m. 46 David Castro), Goldar, Dario; Álex Fernández, Pibe (m. 69 Jorge), Kevin, David Añón; Eder y Mouriño. 

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Carlos Rubén, Ayala, Jonathan (c), Kevin; Juanra, Borja, Luque; Gavilán, Manu Fuster (m. 74 Suárez) y Carmona (m. 90 Ayub).

 

GOLES: 1 - 0 minuto 59, Goldar. 1 - 1 minuto 68, Jonathan (p).

 

ÁRBITRO: Miguel Ángel Ortiz Arias (colegio madrileño). Amonestó a Eder (m. 30), Darío (m. 34), David castro (m. 61) y Juan Barbeito (m. 67) por parte del Pontevedra y a Jonathan (m. 77) por parte del CD Guijuelo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 28 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado en Pasarón a Pontevedra y CD Guijuelo.

Goles son 'amores'... y puntos, Y si no, que se lo digan al CD Guijuelo que sumó cinco derrotas seguidas debido a su alarmante falta de gol, que pudo romper en Pasarón contra el Pontevedra, aunque fuese desde los 11 metros. Lo hizo el capitán Jonathan Martín, quien pudo en la escuadra una pena máxima cometida por Juan Barreito por Kevin en el 68 para celebrar un gol demasiado minutos después (526)... pero tuvo que ser de penalti.

 

Y es que, el CD Guijuelo fue incapaz de batir a un inspirado Edu Sousa (el mejor del Pontevedra), pese a ser mejor que su rival y tener más ocasiones para poder haber contado con una victoria merecida. Así, Jonathan igualó el tanto de Goldar tras una falta lateral y un posterior rechace de Kike Royo. Gol y punto para el Guijuelo en Pontevedra.

 

Jordi Fabregat saltó al campo con un once compuesto por los pesos pesados y veteranos del equipo, con el fin de voltear una complicada situación y lograr una victoria después de cinco derrotas consecutivas. Carlos Rubén suplió en el lateral derecho a Raúl Ruiz, con un Juanra, Borja y Luque en la 'sala de máquinas' del CD Guijuelo, con Carmona y Gavilán como principal apuesta de ataque junto a Fuster.

 

El partido era vital ya que una derrota podría hacer caer a los de Fabregat a puestos de 'play out'... palabras mayores. Así las cosas, el choque comenzó con un CD Guijuelo muy bien plantado, llevando el control del juego y generando peligro en muchas acciones o en combinación o a la contra, pero seguía estrellándose ante su falta de gol.

 

La primera gran ocasión llegó en el minuto 3 después de una gran combinación en la frontal entre Carmona y Luque que el segundo remató con el exterior desde fuera del área, pero la pelota pegó en el travesaño con Edu Sousa batido. La segunda, en el 8, fue aún más clara, después de un buen balón atrás de Carmona que Juanra recogió en el punto de penalti, pero su disparo lo mandó a córner Edu Sousa, en una gran intervención, pese a que el jugador del Guijuelo tuvo la portería para él solo y tiempo para pensar. Los fantasmas del pasado y del presente seguían acechando al equipo de Fabregat.

 

No en vano, el Pontevedra contaba con más balón que los salmantinos, a los que le costaba correr detrás del esférico. Poco a poco, el CD Guijuelo fue perdiendo esa intensidad atacante y el mando del partido seguía en manos de los gallegos. En el minuto 23, una indecisión entre Ayala y Jonathan casi le cuesta muy cara al Guijuelo ya que el despeje del capitán le golpeó en la cara al '4' del equipo salmantino y la pelota a punto estuvo de 'coger' portería. Eso sí, Kike Royo estaba teniendo una tarde plácida y casi sin apuros, importante también.

 

Pasaban los minutos y daba la sensación de que pese a que el Pontevedra tenía más balón, el CD Guijuelo no estaba incómodo en el partido y el miedo de los dos a perder se dejaba notar porque el campeonato liguero está ya tocando a su fin y las urgencias aprietan. Carmona se convirtió en el principal referente ofensivo del Guijuelo y el caudal ofensivo del equipo venía de sus botas, pero sin encontrar, de momento, el premio del tan ansiado gol. Daba la sensación de que el equipo que se adelantase en el marcador, iba a ganar el partido. Los primeros 45 minutos tocaron a su fin con 0-0 en un marcador que no se movía, pero antes Carmona, de jugada individual dentro de la frontal, casi sorprende a Edu Sousa con un gran disparo, pero el arquero mandó a córner.

 

Los de Fabregat habían contado con tres ocasiones claras para llevar ventaja en el marcador, por 'media' de los gallegos, mereciendo mucho más, aunque la pelota seguía sin entrar.

 

FIN A LA SEQUÍA 526 MINUTOS DESPUÉS...

 

En la reanudación, el Pontevedra introdujo un cambio dando entrada a Pacheco por David Castro, lo que llevó una modificación de su sistema, que no iba a cambiar la idea del Guijuelo de ir a por el partido. Los de Lusimi llegaban, no con facilidad, pero no lograban hacer daño a la defensa salmantina.

 

Quizá al CD Guijuelo le hacía falta contar con una mayor frescura arriba y presencia en área rival con el fin de poder aprovechar alguna de las rápidas acciones de Carmona por alguno de los dos costados.

 

Pero, cosas del fútbol, de la vida o de la fortuna, el que se adelantó en el marcador fue el Pontevedra en uno de sus pocos acercamientos al área, que no llevaba ni peligro. Una balta colgada al área fue rechazada por Kike Royo, que dejó el balón muerto y apareció Goldar para hacer el 1-0 y poner en más problemas aún a los de Jordi Fabregat. La mala suerte se había cebado de nuevo con los 'pobres' alargando la mala racha de un equipo incapaz de hacer gol...

 

Pero, el fútbol iba a ser ahora justo para los intereses del CD Guijuelo que, 526 minutos después iba a volver a ver portería, aunque fuese desde los 11 metros. Un penalti de Juan Barbeito sobre Kevin cuando entraba en el área sin balón fue la clave para que el capitán Jonathan Martín rompiese la sequía goleadora 526 minutos después. El lanzamiento de penalti, impecable, quitó las 'telarañas' de la portería de Edu Sousa para hacer el 1-1 y seguir creyendo.

 

En el 74, Jordi Fabregat dio entrada a Diego Suárez por Manu Fuster para intentar buscar más opciones de remate arriba e intentar llevarse los 3 puntos, pese a que el empate no era un resultado desfavorable para ninguno de los dos equipos, muy necesitados.

 

En el 85, Sousa, el mejor del Pontevedra, iba a salvar de nuevo los muebles para los gallegos tras sacar un buen balón en el mano a mano con Gavilán, quién perdobó el 1-2 cuando ya se cantaba gol. Acto seguido, Jorge mandó el balón arriba tras disparar desde la frontal ante Kike Royo, en un partido que se había descontrolado un poco.

 

De hecho, solo en los minutos finales el CD Guijuelo pasó apuros porque el Pontevedra se volcó y Añón pudo hacer el 2-1 tras rematar arriba una clara ocasión dentro del área cuando estaba solo para marcar. Finalmente y con el susto en el cuerpo, el equipo de Fabregat sumó un valioso punto que debe hacer bueno logrando la victoria contra la Gimnástica Segoviana en la próxima jornada, para cerrar, de manera matemática, la permanencia. El gol llegó 526 minutos después y con él, un punto de aire...

Noticias relacionadas

Comentarios

Partido malo 15/04/2018 21:57 #1
Alucino leyendo la crónica. Quique Royo no rechaza el balón se lo pone en bandeja al delantero que metió el gol. El Guijuelo no fue mejor y ganando a la Segoviana no hay nada matemático aunque sería importante.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: