El CD Guijuelo, en alerta: necesita un cambio para volver a ganar

El entrenador del CD Guijuelo, Jordi Fabregat, debe levantar la moral del equipo y trabajar el aspecto mental, pero también debe realizar ajustes y cambios en el equipo a partir de ahora. Luque, Gordillo y prescindir de un pivote, algunas de las claves.

El CD Guijuelo no carbura, eso está más que claro. Por ello, además de recuperar al equipo a nivel mental, Jordi Fabregat debe introducir cambios en el sistema de juego y en el esquema táctico que no funcionan, a tenor de los resultados. Por ello, ¿qué puede cambiar el CD Guijuelo para intentar mejorar imagen y resultados?

 

PORTERÍA: Aquí no hay discusión, porque Kike Royo se ha ganado el derecho a jugar y así debe ser hasta el final de la temporada. Le ha dado muchos puntos al equipo, y eso que solo tiene 21.

 

CENTRALES: La línea de tres quizá debe variar. Jordi Fabregat apuesta por Héctor y Álvaro como fijos, mientras que desde hace varios partidos se ha decantado por Ayala por su juego aéreo, pero no está certero ni en la salida de balón ni en velocidad. La entrada de Jonathan Martín le da al equipo mayor salida en corto y largo y experiencia, y velocidad. Aquí, debe haber un cambio.

 

También puede optar por jugar con dos atrás, Álvaro-Héctor, Héctor-Jonathan o Álvaro-Jonathan, opción que se está estudiando.

 

CARRILEROS: Deben ser más que fundamentales para el juego del equipo y para generar opciones de ataque, pero no lo están siendo. Ángel Sánchez no puede tener toda la banda izquierda para él solo, y es Aspas el que debe ocupar esa posición, más natural para él. En el otro lado, Raúl Ruiz debe hacerse más grande e importante, o incluso puede actuar Piojo para romper al rival, usando a Raúl por dentro en la línea de tres delantera.

 

CENTRO DEL CAMPO: Carles Marc se antoja fundamental en este equipo por sus características y por su importancia más allá del juego. Es el encargado de realizar esa labor sucia que a veces no se ve, pero que es fundamental. El caso de Juliá, ha demostrado que aporta poco en ataque y que ralentiza el juego del equipo, por lo que Luque debe entrar para darle más rapidez a las acciones y ser más rápido atrás. La llegada de Pablo Ortiz puede darle otro aire ofensivo al equipo. Pero el doble pivote como tal debe desaparecer y el jugador que entre debe romper una línea en ataque y bajar una para sacar la pelota.

 

ATAQUE: Antonio Pino debe ser la referencia del equipo, pero debe estar en el área, aunque parezca obvio. Sus caídas a banda sirven para romper la defensa rival, sí, pero se ve en cada partido que si Pino 'salta', no hay nadie en el corazón del área. Por ello, la presencia del 'brujo' Nestor se ha más que necesaria en la mediapunta, igual que Jonxa Vidal. Con este estilo de juego, Dimas y Carmona tienen menor relevancia en el juego. Habrá que esperar a ver la aportación de 'Javito', último fichaje.

 

VARIACIÓN EN EL TRANSCURSO DEL PARTIDO: Frente al CD Lealtad, igual que en algunos choques anteriores, el banquillo careció de ideas para revertir la situación. Con 0-1, la salida de Carles rompió al equipo, cuando el que tenía que haber abandonado el terreno de juego era Juliá. Quizá Fabregat no debió esperar tanto para hacer los cambios, porque el equipo estaba encorsetado y faltaba gente por dentro y refresco por banda. Sustituir a un central antes, quizá le hubiese dado al equipo más presencia ofensiva y en campo rival.