El CD Guijuelo despierta con uno menos y rescata un empate contra el Navalcarnero

(Fotos: CD Guijuelo)
Ver album

El equipo de Jordi Fabregat se adelanta en el marcador después de una buena primera parte, pero se echa atrás en la segunda para ponerse 2-1 en contra. La expulsión de Dimas fue el 'clic' que necesitó el CD Guijuelo para resurgir y empatar gracias a su capitán Jonathan Martín.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

2 NAVALCARNERO: Isma Gil; Fran Santano (m. 59 Stevens), José Antonio, Jesús, Álex González; Sergio Molina, Ónega (m. 87 Llario), Cidoncha, Barbosa; Joaquín y Edgar. 

 

2 CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl Ruiz, Jonathan Martín (c), Antonio Ayala (m. 77 Suárez), Kevin García; Carlos Rubén, Julián Luque, Cifo (m. 77 Fuster), Pepe Carmona (m. 69 Manzano); Antonio Pino y Manuel Dimas. 

 

GOLES: 0 - 1 minuto 8, Manuel Dimas. 1 - 1 minuto 58, Álex González. 2 - 1 minuto 68, Joaquín (p). 2 - 2 minuto 81, Jonathan Martín.

 

ÁRBITRO: Iglesias Villanueva (colegio gallego). Amonestó a Joaquín (m. 25), Molina (m. 73), Cidoncha (m. 85) por parte del Navalcarnero y a Manu Dimas (m. 38 y 70, expulsado), Carmona (m. 41), Ayala (m. 49) por parte del CD Guijuelo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 13 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado en el Municipal Mariano González a CD Navalcarnero y CD Guijuelo.

El CD Guijuelo pareció resucitar a Helenio Herrera, por eso de jugar mejor con 10 jugadores que con 11... y así fue, porque el equipo de Jordi Fabregat encontró con uno menos el premio que se le había escapado con todos sus efectivos sobre el terreno de juego.

 

Y es que, el equipo de Fabregat encontró el gol (anotó dos) y recibió los mismos en un partido que tuvo controlado en los primeros 45 minutos, pero que tiró tras el descanso echándose atrás y permitiendo al Navalcarnero crecerse. Álex González tras un córner y Joaquín después de un penalti dudoso le dieron la vuelta al marcador. Pero, con la expulsión de Dimas (m. 70), los salmantinos se crecieron y empataron gracias a la cabeza salvadora de Jonathan Martín, que rescató un punto tras un córner... que pudieron ser tres si Pino remata un buen balón de Fuster o ninguno si Joaquín hubiese transformado en el 92 una gran ocasión en el área.

 

Jordi Fabregat saltó al terreno de juego del Municipal Mariano González con su once preferido, al que en cada partido introduce algún pequeño retoque, pero con los jugadores que son de su total confianza y que están mostrando una seguridad total en campo propio, no así en el ajeno, donde las pruebas son mayores, pero nada cambia. Al menos hasta el partido contra el Navalcarnero...

 

El choque comenzó con un Guijuelo que lo intentaba por banda con Carmona y Cifo, pero que contaban con menos pelota que el equipo madrileño, aunque sí era más intenso en el área rival. Pino avisó con un cabezazo a centro de Kevin desde la izquierda, pero Isma Gil se tiró abajo para evitar el primero. Acto seguido, en el 8, Manu Dimas ya no iba a avisar y sí a hacer el primero, después de aprovechar un medido centro de Cifo desde la derecha, para adelantarse a su par y marcar tras un gran testarazo abajo. Justicia para el equipo de Fabregat...

 

Atrás, Kike Royo, Jonathan Martín y Ayala impedía el avance por dentro de los madrileños, mientras que Raúl y Kevin pusieron 'el muro'. Carmona y Cifo hacían de las suyas por banda y era ahí por dónde llegaba el peligro de los salmantinos, muy intensos en este partido.

 

No en vano, en una de las acciones positivas del Navalcarnero pudo llegar el empate de no haber sido, una vez más, por el 'santo' del CD Guijuelo. Y es que, Kike Royo sacó una mano de reflejos ante Edgar después de un buen centro de Ónega por derecha, para evitar males mayores. Dominio alterno e intercambio de golpes por parte de ambos equipos.

 

En el 22, otra internada por banda de un activo Pepe Carmona a punto estuvo de terminar en gol, pero el remate del andaluz se quedó a medio camino entre el remate y el centro al segundo palo, desperdiciando otra buena ocasión. Pero este CD Guijuelo era otro equipo diferente al de partidos anteriores, y eso que apenas pasaba el balón por el centro del campo. Cosas del fútbol...

 

Carmona y Pino pudieron 'armar el taco' en el 28 con una buena acción entre ambos, pero el andaluz le envió el balón tarde y el '10' ya estaba en fuera de juego. Respondía el Navalcarnero con Fran Santano y Edgar, con disparos que o se encontraron con Kike Royo o no encontraron portería. El choque era muy vistoso para el aficionado, y que se había convertido en un combate de 'boxeo'.

 

En el 33, le tocó golpear al Navalcarnero, con un gran disparo de Edgar cruzado dentro del área, pero el riojano Kike Royo volvió a aparecer para salvar el empate. Solo un minuto después, Ayala y Jonathan iba a terminar con el peligro en área salmantina, después de un pequeño lío con Edgar y Joaquín. Y es que, el partido estaba mostrando a un equipo diferente...

 

En los últimos minutos de la primera parte, el equipo de Fabregat intentó llevar a cabo posesiones un poco más largas, buscando siempre a Carmona o Cifo por ambos costados, dada su profundidad, para irse a los vestuarios con ventaja, en una buena primera parte de los de Jordi Fabregat.

 

MEJOR CON 10...

 

 

En la reanudación, el partido siguió por los mismos derroteros con un Guijuelo que pisó área rival dos veces en los primeros dos minutos, pero sin el premio del gol. Lo peor del partido era el marcador, ya que el 0-1 no dejaba el choque cerrado y las precauciones deberían ser máximas de no hacer el segundo.

 

En el 49, Ayala vio una peligrosa tarjeta amarilla por derribar a Joaquín en carrera, aspecto que le iba a condicionar todo el partido y más aún con el reparto de golpes que llevaba el partido. El CD Guijuelo había reculado un poco y necesitaba adelantar sus líneas para evitar el acoso del rival e intentar sentenciar con el 0-2, porque juego combinativo, había poco...

 

Y, como consecuencia de ese pasito atrás del CD Guijuelo, el Navalcarnero iba a hacer el empate. Un córner botado por Ónega terminó con un remate de Álex González solo, dentro del área y demasiado solo, en un desajuste de la defensa. Llegó el empate y con él los problemas para un Guijuelo que había hecho una buena primera mitad.

 

La profundidad de los de Fabregat se había diluido, aunque en el 61, una falta en la frontal le iba a dar una gran oportunidad... pero, los viejos fantasmas del equipo aparecieron y los cuatro jugadores que rodearon el balón se liaron en una jugada ensayada que terminó con el balón en las botas del Navalcarnero.

 

En el 68, los peores presagios iban a cumplirse para el equipo de Fabregat, que se había metido atrás y lo había pagado caro. Un penalti más que dudoso de Carlos Rubén sobre Edgar iba a terminar con el 2-1 en el marcador, después de que Joaquín retase a Kike Royo y le batiese desde los 11 metros. Y, casi sin tiempo para la recuperación de este golpe, el colegiado Iglesias Villanueva iba a dejar con 10 jugadores al CD Guijuelo después de la expulsión de Dimas por simular penalti (doble amarilla), cuando la acción fue un simple forcejeo entre el defensa del Navalcarnero y el delantero canario. Castigo demasiado duro para el equipo, uno más...

 

En el 77, Fabregat se jugó el todo por el todo dando entrada a Fuster y Suárez por Ayala y Cifo, con el fin de apelar quizá a la fortuna, pero cuando falla la calidad arriba... en el 79, Suárez entró por banda izquierda solo y en lugar de encarar a Isma Gil cambió su rumbo y se fue hacia la línea de fondo, dilapidando cualquier opción de gol, en un claro ejemplo de lo que es este equipo de cara a portería rival.

 

Pero, en el 81, capitán al rescate... un córner botado por Diego Manzano le iba a dar un premio al CD Guijuelo, ya que Jonathan Martín apareció en el segundo palo para ganar a su par y con la cabeza hacer el segundo y rescatar un punto para el equipo. En el 87, y con uno menos, el CD Guijuelo se vino arriba y encontró el alma que había perdido en toda la segunda mitad y tuvo el 2-3 en las botas de Pino, pero no llegó a rematar un centro de Fuster. En el 91, Joaquín estuvo a punto de hacer el 3-2, pero su remate tras driblar a Kike se marchó al lateral de la red.

 

(Fotos: CD Guijuelo)

 

Con el pitido final, el CD Guijuelo se llevó un buen botín a tenor de lo ocurrido en la segunda mitad. Para quedarse con lo positivo, la primera parte del equipo, el hecho de haber marcado dos goles, su reacción con uno menos y haber encontrado el premio del gol tras jugada ensayada. ¿Mejor con 10 que con 11?

Noticias relacionadas