El CD Guijuelo cierra con una sonrisa 2017 y se regala una victoria ante el Celta B

El CD Guijuelo derrota al Celta de Vigo B en el último partido del año 2017, despidiéndose con una sonrisa y 23 puntos en el casillero. La falta de gol hace sufrir de nuevo al equipo salmantino.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

1 CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl Ruiz, Ayala (m. 61 Abel) Julio Algar, Diego Manzano; Borja, Luque, Carlos Rubén, Fuster (m. 83 Juanra); Dimas y Pino (m. 59 Suárez)

 

0 CELTA B: Jero; Riki, Alende, Costa, Rai; Pampín, Juan, Molina, Agus; Dennis (m. 79 Aarón) y Drazic (m. 69 Pastrana).

 

GOLES: 1 - 0 miunuto 6, Alende (pp).

 

ÁRBITRO: David Iglesias Gutiérrez (colegio cántabro). Amonestó a Kike Royo (m. 84) por parte del CD Guijuelo y a Alende (m. 37), Rubén Albés (m. 41), Drazic (m. 43) por parte del Celta B.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 19 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a CD Guijuelo y Celta B en El Municipal ante 400 espectadores.

Adiós con sonrisa para el CD Guijuelo que despidió el año futbolístico con una gran victoria frente a uno de los 'cocos', el Celta B, que no pudo con el tempranero gol de Alende en propia puerta tras un córner botado por Luque, y con el sacrificio del equipo en tareas defensivas, además de no mostrar su mejor cara.

 

Así, el equipo de Jordi Fabregat termina la primera vuelta y el año 2017 con 23 puntos, que le permiten encarar la segunda parte de la temporada con la cabeza hacia arriba y así el futuro se ve mucho mejor.

 

Jordi Fabregat salió de inicio con un once que presentaba varias novedades; la primera y más importante la del capitán Jonathan Martín, que se perdió su primer partido de la temporada por unas molestias ante las que el entrenador catalán decidió no arriesgar, ocupando su puesto en el once Julio Algar. Borja y Carlos Rubén ocuparon el doble pivote, con Luque y Fuster como interiores para buscar también el juego por dentro ante el cuadro de Rubén Albés. Objetivo: frenar su potencial.

 

El choque comenzó con un Guijuelo muy serio e intenso que llegó en varias ocasiones al área de Jordi Fabregat con peligro y sentido y pronto iba a encontrar el premio del gol. Fue en el minuto 6 cuando un saque de esquina botado por Luque terminó en la portería de Jero, empujado entre Ayala y el defensa rival (el árbitro reflejó en el acta que el gol fue de Alende en propia puerta) para hacer el primero y llevar el tiempo del partido con mayor tranquilidad. Una novedad para el equipo de Fabregat.

 

No en vano, la pelota era en su mayor parte para el conjunto de Rubén Albés, pero la presión del equipo de Fabregat dificultaba su salida desde atrás. El Guijuelo intentaba salir rápido con buenas combinaciones y lo conseguía con Luque y Dimas como principales bazas. En el medio, Carlos Rubén y Borja parecían entenderse bien tras estrenarse como 'pareja de baile'.

 

Con el paso de los minutos, el partido cayó en momentos de imprecisión por parte de ambos equipos y el ritmo del duelo no tenía continuidad; el juego del equipo local por dentro le estaba creando problemas al equipo de Rubén Albés, con un Dimas muy activo en labores de recuperación.

 

El Celta B, que no estaba mostrando su mejor cara por el mérito táctico del CD Guijuelo, pudo marcar en el 29 con una doble ocasión que Manzano y Ayala se encargaron de desbaratar. Los de Fabregat supieron administrar el tiempo del partido y el resultado para marcharse a los vestuarios con el 1-0 en el marcador.

 

(Fotos: De la Peña)

 

AGUANTAR... PARA GANAR

 

En la reanudación, el argumento del partido apenas variaba y el CD Guijuelo seguía serio y presionando bien a su rival con Dimas y Borja saltando a la defensa rival y con Luque y Carlos Rubén muy participativos en ambos lados del campo, al igual que un voluntarioso Fuster.

 

En el 52, Borja iba a disponer de una buena ocasión tras un disparo dentro del área que culminó una buena combinación, pero Jero estuvo acertado para despejar, y en el rechace posterior, Antonio Pino, solo y para empujar la pelota, se enredó con ella, tardó más de la cuenta y dilapidó un 2-0 que hubiese cerrado el choque.

 

El Guijuelo se había echado atrás demasiado pronto y eso tenía que cambiar para dar alas al equipo de Rubén Albés, que poco a poco se lo estaba creyendo y poniendo en problemas a los de Fabregat. En el 59, el míster movió ficha para dar entrada a Diego Suárez por un apático Antonio Pino, que dejó el partido sin haber mostrado ni el 40% de su potencial. Dos más tarde, Antonio Ayala se vio obligado a dejar el terreno de juego por lesión, saliendo en su lugar Abel Pascual, por lo que la pareja de centrales del equipo era inédita, formada por Abel y Algar.

 

 

El equipo seguía intentando ganarle el pulso al partido, pero las imprecisiones eran la nota predominante por parte de ambos equipos; en el 81, Fuster iba a tener una buena ocasión para el CD Guijuelo, pero su disparo se marchó desviado por muy poco; tocaba aguantar y darlo todo hasta el último minuto. En el 88, Suárez falló un mano a mano contra Jero para hacer el segundo y el colegiado no vio un claro penalti sobre Dimas, solo un minuto más tarde, en un choque en el que la falta de gol hizo sufrir demasiado al equipo.

 

Con el pitido final, el CD Guijuelo sonrió por el hecho de haber logrado una victoria de mucho mérito para cerrar el año y adelantar las fiestas navideñas, Ahora, a pensar en una segunda vuelta que, por qué no, puede ser la de la remontada.

Noticias relacionadas

Comentarios

Guiju 18/12/2017 11:54 #2
Callando bocas. Enhorabuena
Aficionado del Guijuelo 18/12/2017 10:19 #1
Enhorabuena estos tres puntos son una gran tranquilidad...se respira mejor

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: