El CD Guijuelo, ante la temporada para volver a ser uno de los 'gallos' de Segunda B

El CD Guijuelo de Ángel Sánchez suma su 13ª temporada seguida en Segunda B con la vitola de ser uno de los grandes y luchar por grandes objetivos, sin renunciar a nada.

Llegó también el momento para el CD Guijuelo. El club suma su temporada número 13 de manera consecutiva en Segunda B (14 en total), con el objetivo de volver a ser uno de los 'gallos' de la categoría, porque mimbres tiene, y muchos.

 

Felipe Ramos, Raúl Ruiz, Jonathan, Ayala, Razvan, Carlos Rubén, Luque, Carmona o Manu Fuster son argumentos más que de peso para saber que el equipo va muy en serio después de dos temporadas en las que, visto lo visto, fue un éxito salvar la categoría. Mantener el bloque de futbolistas de pasadas campañas es una apuesta segura, y con la incógnita aún de saber si la dirección deportiva fichará un '9' que asegure goles, punto débil del equipo.

 

Ángel Sánchez se hizo cargo del equipo en lugar de Jordi Fabregat, bajo la misma premisa de tener el balón, ser protagonista con él, pero a la vez con la intención de ser más vertical y seguir con la solidez defensiva mostrada en las dos últimas campañas.

 

La baja más importante para este inicio de Liga en el CD Guijuelo es la del rumano Razvan, que arrastra sanción del final de la pasada campaña, mientras que Felipe Ramos parece ya recuperado de sus problemas aunque será duda. La sorpresa en la convocatoria es la presencia de James Davis, recién llegado. Así, Ángel Sánchez puede apostar por. Felipe Ramos o Amador; Raúl, Ayala, Jonathan, Iván Pérez o Jesús Muñoz; Carlos Rubén, Luque, Carmona, Nacho Pérez; Manu Fuster y Gavilán.

 

El inicio de los 'verdes' es en uno de los campos más complicados de la categoría, como es el del Celta B, que siempre merodea los puestos de privilegio de la categoría, desplegado además un buen fútbol. Por ello, el equipo salmantino quiere comenzar desde el principio marcando su territorio, el que le puede llevar a ser uno de los 'gallos'.

Noticias relacionadas