El CD Guijuelo amarra un punto de equipo contra el Deportivo Fabril

(Fotos: CD Guijuelo)
Ver album

El CD Guijuelo empata a cero goles frente al líder del Grupo I de Segunda B después de una primera parte en la que fue dominado y una segunda mitad que se convirtió en un reparto de 'golpes' por parte de ambos equipos. Nuevo partido sin encajar para los de Jordi Fabregat.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

DEPORTIVO FABRIL: Francis; Blas, Raúl González, Gaizka, Lucas; Martín (m. 65 Carlos López), Pinchi, Queijeiro (c), Ismael Díaz (m. 78 Borja); Uxio (m. 71 Jardel) y Romay.

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl Ruiz, Jonathan Martín (c), Antonio Ayala, Kevin García; Carlos Rubén, Julián Luque (m. 89 Dimas), Cifo (m. 55 Suárez), Pepe Carmona (m. 78 Borja); Manu Fuster y Antonio Pino. 

 

ÁRBITRO: David Iglesias Gutiérrez (colegio cántabro). Amonestó a Luque (m. 35), Carlos Rubén (m. 63), Ayala (m. 66) y Raúl Ruiz (m. 80) por parte del CD Guijuelo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 11 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a deportivo fabril y CD Guijuelo.

Un punto de equipo... y muy trabajado. Ése es el botín que ha logrado el CD Guijuelo en su visita al campo del líder, el Deportivo Fabril, después de una primera parte en la que el equipo fue dominado por los gallegos, que tuvieron alguna ocasión, pero sin el peligro necesario. En la segunda, el choque se rompió y entonces el CD Guijuelo pareció despertar y tuvo numerosas ocasiones para haberse llevado algo más que un punto.

 

El trabajo del equipo, la solidaridad de los jugadores y el hecho de haber competido bien en el campo del líder son motivos más que reales para soñar con la recuperación del equipo y, de nuevo, con portería a cero. Y eso tiene mucho mérito.

 

Jordi Fabregat saltó al terreno de juego con, quizá, el mejor once inicial posible hasta ahora, con Cifo y Carmona en las bandas y Fuster y Pino en la zona de ataque, aunque con una permutación clara de posiciones en cualquier momento del partido. Eso sí, el equipo contaba con la necesaria presencia de Julián Luque junto a Carlos Rubén una vez superados sus problemas físicos.

 

Desde el inicio, el equipo gallego iba a llevar la iniciativa del juego, con mayor posesión de balón e intentos ofensivos, ante un Guijuelo que tenía poco contacto con la pelota y la perdía con mucha facilidad. Pinchi era un auténtico quebradero de cabeza para la defensa del Guijuelo, con Ismael Díaz o Uxio esperando en el área de Kike Royo.

 

El primer acercamiento del equipo de Fabregat llegó en el minuto 10 tras una buena contra llevada a cabo por Fuster, pero que no se atrevió a encarar a su par y tras ceder a Cifo, éste terminó con cualquier opción después de desaprovechar un 3x3 por no golpear la pelota desde fuera del área, dilapidando la primera, para desesperación de Fabregat... y tomando la decisión errónea como en otras tantas ocasiones.

 

En el 15, una falta lateral botada por el Fabril la remató solo Raúl González, pero no logró conectar bien la pelota con la cabeza y se marchó arriba, en el primer gran susto para un Guijuelo que parecía haber renunciado al balón. En el 18, Pepe Carmona se animó desde la frontal tras una buena dejada de Raúl Ruiz, pero su disparo se marchó demasiado desviado de la portería de Francis.

 

Pasaban los minutos y el guión del partido apenas variaba con un Deportivo Fabril que seguía dominando de un modo abrumador; sin duda, lo mejor para el CD Guijuelo era el empate que marcaba el electrónico. Cifo, muy activo por derecha con Raúl, Carmona y Pino buscaban sus opciones, pero seguían sin 'enganchar' buenas acciones.

 

A partir del 30, el Guijuelo comenzó a estirarse un poco más con buenas acciones, pero sin el peligro necesario para hacer daño en el área de Francis, un espejismo dentro del dominio de los gallegos, que obligaron al 'santo' a intervenir para salvar al equipo en el 42 a disparo de Uxio. Vamos, lo de siempre, con un equipo bien plantado atrás, pero con muchas dificultades para generar fútbol. Pero, por el momento, el equipo aguantaba bien el resultado.

 

 

EL GUIJUELO DESPIERTA TRAS EL DESCANSO

 

En la reanudación, el guión del partido pareció cambiar, con un Guijuelo que quería tener más balón, pero le duraba poco y un Fabril que salía rápido a la contra. En una de ellas, Kike volvió a salvar al equipo tras un disparo de Uxio, menos peligroso que el de la primera mitad... hacía falta un poco más de balón, posesiones largas y tranquilidad en las jugadas.

 

Y es que, si en la primera parte el equipo gallego no pudo correr tanto, en el inicio de la segunda sí lo hizo y generó tres acciones seguidas en el área de Kike Royo, con una desorganización mayor de los de Fabregat.

 

En el 55, Jordi Fabregat decidió meter 'más madera' en el terreno de juego retirando a un diluido Cifo por Diego Suárez para ganar presencia en área rival. Y, solo tres más tarde, y con un partido 'loco', el equipo de Fabregat iba a tener la mejor ocasión del choque, con una gran jugada individual de Luque, que terminó con un disparo desde la frontal, obligando a Francis a emplearse a fondo para mandar a córner la pelota.

 

Daba la sensación de que ésta era el momento para el Guijuelo... en el 65, una gran carrera de Diego Suárez, que le ganó la espalda a la defensa rival, terminó con un disparo de Pepe Carmona muy desviado. El equipo estaba llegando con mayor claridad a la espera de 'cazar' una.

 

La salida de vestuario del Guijuelo fue positiva, plantando cara a los gallegos y devolviendo con golpes, pero sin puntería, las llegadas al área rival. La salida de Diego Suárez le había dado un aire nuevo al equipo de Fabregat, que mandaba en el centro del campo gracias al trabajo de Luque y Carlos Rubén; atrás, el equipo seguía firme.

 

El choque, de ida y vuelta, podía caer del lado de cualquiera de los dos equipos y el paso de los minutos daba, en contra de lo que pudiera parecer, la razón a Fabregat en su planteamiento. El 'combate' esperaba su final... Carmona dejó su puesto a Borja en el 78 para reforzar la medular e intentar no perder el punto que estaba logrando el equipo en el campo del líder.

 

El Fabril lo intentaba y parecía haber llegado un poco más fresco al final del choque y asediaba el arco de un Kike Royo muy seguro, que logró cerrar la puerta y dejarla de nuevo a cero. En el 86, Borja hizo lo que un centrocampista nunca debe hacer, que no es otra cosa que ceder un balón en la salida atrás al centro de la defensa en diagonal, dejando el balón a Pinchi que se plantó delante de Kike Royo que tapó bien los huecos y obligó a éste a mandar el balón fuera. Increíble error...

 

Acto seguido, el CD Guijuelo intentó responder y lo hizo con una posesión larga en campo contrario para intentar evitar peligro y que el partido no tuviera más ocasiones, como así fue.

 

Con el pitido final, el CD Guijuelo logró sumar un punto de mérito en el campo del líder, sin perder nunca el sitio y el orden que le ha llevado a ser uno de los menos goleados de la categoría. Por contra, no pudo aprovechar las buenas ocasiones que tuvo para haberse llevado un premio aún mayor... pero el empate fue el resultado justo.

Noticias relacionadas