El CD Guijuelo, a por el 'imposible': 4 de 4 y esperar un milagro

El CD Guijuelo de Ángel Sánchez luchará por sumar los 12 puntos que quedan en juego y esperar a que alguno de los de arriba se 'desmorone'.

El CD Guijuelo está 'tocado', sería ridículo negar y obviar una situación que se ve. Pero, no está hundido, ni mucho menos. Este equipo ha sufrido un gran número de golpes en esta temporada y ha hecho frente a ellos de la única manera que lo sabe hacer: hablando en el terreno de juego. Y, ahora, quiere volver a hacer lo mismo.

 

Por ello, el cuerpo técnico encabezado por Ángel Sánchez deberá hacer durante este semana una labora también de psicólogo ante el duro golpe sufrido en Las Pistas contra Unionistas CF, donde más allá de la derrota, el equipo no fue el CD Guijuelo de los últimos meses, ni mucho menos.

 

Su dolorosa derrota y la victoria de los de arriba, ha dejado al equipo 'verde' a 7 puntos del cuarto puesto, cuando quedan solo 12 en juego, pero el único objetivo de la plantilla es sumar los tres puntos en todos y cada uno de los partidos, para cerrar la temporada con 64 puntos... y esperar un milagro.

 

No en vano, y para que el CD Guijuelo lograse plaza de play off, alguno de los de arriba debería 'desmoronarse' en el amplio sentido de la palabra, para conseguir el milagro que tanto tiempo llevaba buscando el equipo y que solo la mala suerte le puede privar de conseguir.

 

En las próximas semanas, el CD Guijuelo recibe a la CyD Leonesa (lucha por el play off) en casa, viaja a Madrid para medirse al Navalcarnero (ya descendido), para terminar en casa contra el Valladolid B y fuera frente al CF Internacional.

 

Por tanto, plantilla y cuerpo técnico deberán echar el resto en este último mes de competición, en el que el club también podría lograr la máxima puntuación de su historia en Segunda B si logra los 12 puntos en juego, con 64. El record lo tiene Fernando Estevez que sumó 61 puntos en la temporada 2014-15, ocupando la quinta plaza del grupo. Un año antes, el del play off, Rubén de la Barrera sumó 60 puntos y ocupó la cuarta plaza, pero en esa campaña se jugaron dos partidos menos al haber un equipo menos en la competición, cuando la RFEF le negó al nuevo Salamanca la opción de competir tras la desaparición de la UD Salamanca.