El CB Tormes cree con el corazón para vencer sobre la bocina a Plasencia
Cyl dots mini

El CB Tormes cree con el corazón para vencer sobre la bocina a Plasencia

Ver album

La Antigua CB Tormes logra su segunda victoria de la temporada en Salamanca, después de una remontada imposible a golpe de defensa y triples, el mal que asoló a los locales durante todo el partido. Los salmantino marcaron un parcial de 17-0 en 100 segundos.

La vida, como el deporte, deja este tipo de situaciones, sí. Intentarlo hasta el final, con más corazón que cabeza, a veces tiene premio, igual que el hecho de hacerlo con algo que antes te había llevado a casi dar el partido por perdido: el triple. 'Siempre hay que creer', como bien aparece escrito en la pizarra de Jandro Zubillaga. Y el CB Tormes lo hizo hasta el final, en un partido en el que fue 'Doctor Jekyll y Mister Hyde'... hasta el último segundo. (17-0 de parcial en 100 segundos).

 

Pues así logró una remontada (casi) imposible el equipo comandado por Jandro Zubillaga, que tiró de carácter, corazón y acierto exterior en los últimos 90 segundos de juego, para sellar victoria histórica con un triple de Víctor Moreno sobre la bocina, bien guiados por Antúnez en la dirección y por Osas en el poste bajo, pese a que no trabaja al 100% con el equipo.

 

Un parcial de 27-19 en el último cuarto, con 17 puntos consecutivos en el último minuto y medio de partido, dieron a los salmantinos la victoria final (70-67), después de tres cuatro triples anotados de manera consecutiva, el mal que le había llevado casi a la derrota. Round, Antúnez, Rivas y Víctor Moreno se encargaron de sacar el fusil para sellar la segunda victoria de la temporada, también la segunda en casa.

 

El partido comenzó con un CB Tormes condicionado por la dos faltas en dos minutos de Sikiras, entrando en su lugar Rivas, en un inicio en el que los locales se mostraron poco acertados desde el perímetro, en un partido loco de ida y vuelta. El 9-16 en el minuto 7 dejaba claro que los salmantinos veían el aro muy pequeño, abusando de un lanzamiento en el que no estaban afortunados, por el momento.

 

Los de Zubillaga apenas usaban el juego interior y basaban toda su anotación en el exterior, que seguía sin darles resultado, para cerrar el primero cuarto con un 14-20 y un 3/12 en triples, además de un 2/8 en tiros de dos.

 

En el segundo cuarto, La Antigua CB Tormes comenzó a elaborar más jugadas con sus hombres grandes para intentar ser más productivo, pero no daba con la tecla ante la dura y exigente defensa del Plasencia, que corría el contraataque algo que no podía hacer el CB Tormes, con innumerables problemas en defensas y a la hora de cerrar el rebote en su propio aro, con una sangría continua en el rebote. 18-29 reflejaba el electrónico en el minuto 16, cuando Jandro Zubillaga pidió un tiempo muerto, para despertar a sus jugadores, con un cabreo justificado.

 

Pere Sureda rompió la sequía anotadora con un triple para poner el 21-32 que no pudo completar con otro, que sí selló Miska después de jugar al límite de la posesión. No encontraba la manera de hacer daño el CB Tormes a un Plasencia más que intenso. El partido llegó al descanso con un 26-36, mal menor para los méritos de los salmantinos. Malos datos para un equipo que no metía de fuera pero, lo más preocupante, es que su acierto de dos 4/12 le dejaba sin opciones.

 

CB TORMES SACÓ SU 'FUSIL' AL FINAL...

 

En la reanudación, el CB Tormes siguió insistiendo desde fuera, pero en esta ocasión Víctor Moreno acertó a la primera, con la sensación, además, de que el rebote estaba mucho más controlado que en la primera mitad. Antúnez probó de tres y en dos ocasiones, anotando solo la primera, para dejar el marcador 32-36 en el minuto 22, con otras sensaciones muy diferentes. Un gran movimiento en el poste bajo de Osas puso un parcial de 8-0 para empezar el tercer cuarto, por lo que la ‘jandrina’ del descanso pareció tener el efecto deseado. El equipo también creció desde su trabajo atrás, ya que dejó sin anotar a Plasencia 4’30’’.

 

Osas sí fue ahora una pesadilla para los pívots de Plasencia, pero los colegiados eran muy permisivo con la defensa rival, llegando a desesperar al interior del CB Tormes, y meter al equipo en el partido. Pero, una serie de malas acciones y una técnica, unidas al susto de Pere Sureda, que sufrió un dolor en el pecho y estuvo varios minutos ‘KO’ en el suelo, pararon el ritmo del partido. Por fortuna, pudo levantarse, después de sufrir una taquicardia, pero no regresó al partido.

 

El tercer cuarto se cerró con un 43-48 en el marcador, con todo por decidirse.

 

 

En el último y definitivo cuarto, la salida del CB Tormes no fue buena, encajando un 0-6 de parcial con dos triples encajados, y memos fluidez en ataque. Los salmantinos lo intentaron por dentro con Osas, pero no podía con su par pese a su brega interior, hasta que llegó el delirio, con 49-62 en el marcador y Antúnez en la línea de tiros libres.

 

A partir de ahí, la defensa, la intensidad, las ganas y la fe en la victoria, llevaron a los de Zubillada a darle la vuelta al marcador con cuatro triples consecutivos en poco más de 80 segundos, el último, obra de Víctor Moreno, justo sobre la bocina, que levantó a jugadores y afición de sus asientos. Entre ellos, por cierto, José Miguel Antúnez (base histórico del Madrid y padre de Lucas); las jugadoras de Avenida Erika de Souza, Asurmendi y Givens o el jugador del Zamora, Carlos Ramos.

 

Este partido ante el Plasencia fue el claro ejemplo de que en la vida, siempre hay que creer... hasta que ésta te diga lo contrario.

 

FICHA DEL PARTIDO

CB TORMES (14+12+17+27) 70: Andy (1), Jacob Round (11), Victor Moreno (11), Osas (7) y Sikiras (4), cinco inicial, Sureda (6), Antúnez (13), Miska (5), Rivas (7) y Viktors (5).

PLASENCIA (20+16+12+19) 67: Duane (2), Allen (8), Fernández (3), Tomasevic (8) y Medina (12), cinco inicial, Villarejo (8), Martínez (1), Gallardo (10), Álvarez (7), Andrés (0) y Mayot (8).

ÁRBITROS: Liziana Moreno y Villanueva Tena. (Sin eliminados por faltas)

EN DETALLE: Partido correspondiente a la cuarta jornada de LEB Plata que ha enfrentado a CB Tormes y Plasencia en Würzburg ante más de 1.000 espectadores.

Noticias relacionadas