El castillo de Buenamadre y la iglesia de Peñaflor, en situación de "abandono y ruina progresiva"
Cyl dots mini

El castillo de Buenamadre y la iglesia de Peñaflor, en situación de "abandono y ruina progresiva"

Restos de la iglesia de Peñaflor, en el término municipal de El Tejado. (Fotos: H. Nostra)

La asociación Hispania Nostra incluye ambos inmuebles en la Lista Roja del Patrimonio por su mal estado de conservación.

La Lista Roja del Patrimonio se amplía con dos edificios más de Salamanca: el castillo de Buenamadre y la iglesia de Peñaflor, ambos en la provincia. Esta lista "recoge aquellos elementos del Patrimonio Cultural Español que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, al objeto de darlos a conocer y lograr su consolidación o restauración". La lista está elaborada por la asociación cultural Hispania Nostra y ya incluye 35 inmuebles de Salamanca.

 

El castillo de Buenamadre es un Bien de Interés Cultural, pero ese marchamo no le ha servido para conseguir una protección efectiva. Según Hispania Nostra "se encuentra en estado de abandono y ruina progresiva, habiendo sufrido derrumbes y desaparición de la mayor parte de la edificación, estando actualmente en riesgo de ruina total el monumento". El alcázar, explicar, data de la Edad Media, hay referencias escritas datadas en 1350 y consta que en 1535 fue reparado por orden del Cabildo de la Catedral. 

 

 

Los restos del edificios están "en la parte más alta de la localidad de Buenamadre". De su estructura "destaca como elemento visual más identificable un lienzo de un cubo de forma redondeada de la fortaleza, en el que se conserva una entrada y dos ventanas abocinadas dispuestas en dos alturas".

 

Iglesia de Peñaflor

 

El otro edificio añadido a la Lista Roja es la iglesia de Peñaflor, un núcleo desabitado en el término municipal de El Tejado. Está "en estado de abandono y ruina progresiva, encontrándose derruida la mayor parte del monumento, habiendo peligro de ruina total de la parte de la torre-campanario que se conserva". De hecho, corre "riesgo de derrumbe total".

 

El monumento "posee planta rectangular, destacando en su estructura su campanario, erigido sobre parte de una torre del antiguo castillo de la localidad, siendo esa estructura la única parte conservada de dicha fortaleza". Dicho campanario "mantiene íntegro uno de los dos arcos que poseía, habiéndose derruido la mayor parte de la estructura del otro arco. En cuanto al resto del antiguo templo, actualmente se encuentra arruinado, conservando parte de sus muros, que dibujan el recinto del monumento".

 

La iglesia se edificó en la Edad Media, durante la repoblación tras la Reconquista. Hay numerosas referencias históricas hacia Peñaflor y la pequeña fortaleza sobre la que se levantó el campanario. En el siglo XVI Peñaflor pasó a formar parte de las propiedades de la Casa de Alba, hasta que en 1822 fue vendida a un comerciante lanar "pasando las tierras de Peñaflor de labrantío a pastoriles, lo que provocó el abandono de la villa por parte de los vecinos, aquejados por la falta de recursos para subsistir. Fue entonces cuando la iglesia de Peñaflor, adosada a la que fuera la torre-fortaleza de la villa, fue abandonada definitivamente, una vez que la villa de Peñaflor quedó deshabitada. En este sentido, a mediados del siglo XIX, Pascual Madoz en su Diccionario recogía Peñaflor ya como un despoblado".

Comentarios

francisco garcía lópez 23/10/2021 14:58 #1
El abandono, la ruina y destrucción de Nuestro Patrimonio es el resultado de la planificación de nuestros políticos asesorados por sus funcionarios.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: