El 'caso' Llanos: historia de un pulso silencioso de cinco días por el cese del concejal
Cyl dots mini

El 'caso' Llanos: historia de un pulso silencioso de cinco días por el cese del concejal

Ciudadanos se ha opuesto a que se cese al concejal por su buena labor y ha insistido a pesar de que es un comportamiento que no justifican. En el PP, pocos estaban por la labor, pero la ejemplaridad que defendía Carbayo ha mandado y la decisión final la ha tomado el propio Llanos.

Daniel Llanos, en el acto en el que ha anunciado su dimisión. Foto: Ical

El 'caso' Daniel Llanos se ha resuelto este martes por la tarde con la dimisión del concejal de Fomento del Ayuntamiento de Salamanca, por debajo, ha habido un pulso silencioso en el seno del Ayuntamiento de Salamanca con dos opciones claras entre los que pensaban que lo mejor era su cese o dimisión y los que se negaban a aceptarla. Dos facciones que no representan ningún tipo de enfrentamiento interno ni a nivel de partido ni en materia de gobierno bipartito, en el que no hay ni se espera cisma, pero que han vivido horas y días de gran tensión. Tanto es así, que este martes por la mañana todo estaba en el aire.

 

Así se ha evidenciado este martes tras la comparecencia del concejal de Turismo, Fernando Castaño, que ha hecho de portavoz del sentir del grupo municipal de Ciudadanos, y que era el primer integrante del equipo de Gobierno municipal que daba la cara en público por este asunto. Dejó claro que desde Cs no querían la dimisión de Llanos, una prueba de la 'batalla' silente que ha habido por debajo.

 

Hay que recordar el contexto. El concejal de Fomento, Juventud y Patrimonio ha sido condenado este sábado pasado por un delito contra la seguridad vial tras dar positivo la noche del jueves pasado al volante de su coche en una calle del centro de Salamanca. En la prueba de alcoholemia casi triplicó la tasa máxima legal de 0,25 cuando fue interceptado por la Policía Local, que le paró. Fue citado a un juicio rápido ya que con esa tasa estaba incurriendo en un delito contra la seguridad vial, y condenado a multa de 1.440 euros y ocho meses sin carné.

 

Lejos de quedar zanjado, el asunto ha generando una imporante derivada política por una única cuestión: la dimisión de Llanos. Se podría hablar de dos bandos aunque públicamente sólo se manifestó uno: el grupo municipal Ciudadanos, que desde el primer momento se opuso. Como ha podido saber TRIBUNA, así se lo hicieron saber al alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, al que transmitieron por iniciativa del grupo y sin esperar a que se les preguntara su oposición a un cese o dimisión forzada.

 

No hay cisma ni guerra

Lo que no va a provocar es un cisma, ni una fractura, ni a nivel partido ni en el Gobierno municipal. Desde Cs aclaran que el equipo de Gobierno se va a mantener fuerte y sin disensiones, pero insisten en que el cese no era la solución para nada. Y desde el PP se ha obrado con guante de seda con esta cuestión: no se podía desautorizar a nadie (el alcalde sería el principal perjudicado) pero tampoco brindar el sacrificio del concejal de manera inútil.

 

Cs no ha estado solo en el equipo de Gobierno entre los que no deseaban el cese de Llanos. Buena parte del lado 'popular' estaba también convencido de que no era la solución. Ha habido una resistencia no beligerante, que no buscaba el enfrentamiento ni la ruptura, pero que ha dejado prácticamente solo a García Carbayo, partidario de una salida por ejemplaridad... y el único al que, por autoridad, le hubiera correspondido pedir su dimisión: un papel muy difícil.

 

Una concejalía clave

En Cs han esgrimido el trabajo que el concejal saliente ha hecho al frente del área de Fomento y durante toda la pandemia, cuando ha sido uno de los concejales que estuvo al pie del cañón en el peor momento. Creen que conducir bajo los efectos del alcohol es un error, pero que se trata de una cuestión del ámbito privado y que no es esa la ejemplaridad que se le puede exigir, sino la de haber sido uno de los más activos en los peores meses del Covid como ha asegurado Castaño. Cs sí hubiera asumido quitarle las competencias de juventud, además de pedirle que reconduzca su comportamiento privado.

 

Este argumento coincide con el que maneja buena parte del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento, que valora la acción de Llanos en Fomento y la dificultad para relevarle al frente de un área vital como son las obras y patrimonio. Ese ha sido el principal motivo de oposición a su salida.

 

El alcalde, por contra, ha entendido desde el primer momento que era necesario como gesto de ejemplaridad y las opciones eran dos: esperar la dimisión del edil o 'dimitirlo'. No ha sido necesario porque ha sido una renuncia por voluntad propia, según ha explicado Llanos. En este sentido, García Carbayo ha dado su tiempo. No obstante, en los últimos días, el alcalde ha hablado al menos por dos veces con el concejal para pedirle explicaciones sobre este episodio. Hasta este martes por la mañana ha estado 'vivo'.

 

Mientras ha durado este capítulo, Llanos abandonó la esfera pública. Este martes se celebraba comisión informativa de Fomento, que preside Llanos como concejal delegado del área que es, pero no acudió

 

El partido, en perfil bajo

A nivel partido, el presidente del PP salmantino, Javier Iglesias, compañero de Llanos en el ayuntamiento, dejaba la decisión sobre una posible dimisión en manos del propio concejal de Fomento, una manera de no pedir su salida inmediata (podría haberlo hecho) y evitar posicionarse públicamente. Como concejal, también es de los que no estaba por forzar la dimisión. Según ha podido saber este medio, tampoco estaban por la labor en las altas esferas del PP de Castilla y León. El tiempo podía haber apaciguado el ruido en torno al caso.

 

Por su parte, el PSOE no ha cejado en la presión sobre el alcalde y el PP. En una nota remitida este mismo martes, le pedían que le cese de todas sus funciones si no dimite y consideran a Carbayo responsable de la mala imagen que está dando el Ayuntamiento de Salamanca. Incluso, aluden a la disensión interna en el PP de Salamanca sobre lo que está sucediendo con el concejal. Sin embargo, entre los 'populares' ha habido cierto 'cierre de filas' y nadie se ha manifestado al respecto en un gesto de respeto máximo.

Noticias relacionadas