El candidato de Vox presume de orígenes salmantinos, de tener ocho hijos y de ser "cristiano viejo"

Víctor González, candidato al Congreso de Vox por Salamanca, se presenta como un hombre "de pueblo, pueblo, pueblo", revela orígenes salmantinos y desgrana el programa de la bajada de impuestos.

El número  uno de la lsta de Vox al Congreso por Salamanca, Víctor Guido González, ha hecho este lunes por la tarde su primera aparición en la que podría ser su circunscripción y que, por lo que ha asegurado ante un auditorio abarrotado, no son latitudes totalmente ajenas a su trayectoria vital. Ha dado su primer mitin en la provincia en el el hotel Corona-Sol, con varias licencias anuladas y que fue hotel 'de cabecera' del PP durante mucho tiempo, ante más de 350 asistentes. La palabra España ha tenido un alto protagonismo en sus palabras, ya que la ha repetido en innumerables ocasiones, y porque ha cerrado su discurso con un "¡Viva Esapaña!' a voz en grito que los asistentes han respondido con un rugido atronador.

 

González, vicepresidente de Vox, 'aterriza' en la candidatura salmantina como un 'paracaidista' electoral, la figura para definir a altos cargos a los que sus partidos buscan una circunscripción con opciones de lograr escaño. Sin embargo, ha asegurado que su familia es originaria de la localidad salmantina de Puerto de Béjar. En su 'cv' oficial de Vox dice que ha nacido en Madrid. Ha dado también algunos otros datos biográficos: ha presumido de tener ocho hijos (algunos estaban en el acto) y ha reconocido que, cuando le preguntan cómo tienen que hablar de su familia, dice que pueden definirse como "cristianos viejos" y "de pueblo, pueblo, pueblo".

 

El de cristiano viejo es un término se acuñó hace siglos en España para diferenciar a los que eran españoles de origen íbero o romano y los que eran españoles con mezcla de moro, judío o gentil. Fundamentalmente, se utilizó para distinguir a los judíos conversos de los españoles cristianos. Una exprsión que tiene connotaciones racistas.

 

Tras las 'presentaciones', González ha atacado la explicación del programa económico de Vox, en el que tiene responsabilidades. Según ha detallado, "contiene la mayor rebaja fiscal en 40 años de democracia" e incluye "la mayor carga social porque se centra en las personas". La piedra angular de sus medidas son una notable bajada de impuestos y el ahorro de hasta 24.000 millones de euros en las estructuras de la administración, tanto la estatal como la de las Comunidades Autónomas.

 

Ha acusado a los "gobiernos socialdemócratas" de "gastar nuestro dinero en cosas que no sirven para nada como TV3 o Canal Sur" "y ese dinero está mejor en las familias". El discurso ha estado plagadao de alusiones a España, de la que ha hablado como lo primero, por encima de la familia, algo que hay que defender siempre "como a la madre".