El canal de Villoria seguirá cortado hasta el 15 de marzo por las obras en Villoruela

El canal de Villoria seguirá cortado hasta el 15 de marzo por las obras en Villoruela
Chema Díez

El canal de riego de Villoria permanecerá cerrado como mínimo hasta el 15 de marzo debido a las obras del ramal de Arabayona, que obligaron a la empresa constructora a realizar un corte temporal para soterrar las tuberías correspondientes.

El permiso para realizar esta obra corrió a cargo de la Confederación sin pedir permiso a la Comunidad de Regantes, según señaló a este periódico el presidente de dicho colectivo, Jesús Barbero.

Además, existe el temor entre los socios del canal de que las obras no estén finalizadas el 15 de marzo, y por lo tanto no pueda comenzarse la labor de riego de las primeras remolachas, cuya siembra también se ha retrasado como consecuencia de las lluvias. La zona donde se ejecutan las obras, en la localidad de Villoria, se encuentra en una situación complicada por las precipitaciones, aspecto que dificulta en gran medida el avance en las mismas, y puede perjudicar en gran medida a los regantes si el 15 de marzo no se ha arreglado el ramal del canal de Villoria que se ha cortado. Por tanto, las dos variables que marcarán el futuro de los regantes de Villoria, la meteorología y las obras, albergan en vilo a todos los profesionales de la zona que mantienen una duda más que razonable sobre el comienzo de la nueva campaña.

Obras en Babilafuente
Por su parte, las obras en canal de Babilafuente siguen su curso normal, y después de varios años de espera, los beneficiarios tienen la satisfacción de poder ver a las máquinas trabajar en las viejas acequias, aunque bien es cierto que no podrán avanzar mucho porque el inicio de la nueva campaña se les echa encima. La historia real de esta Comunidad se remonta a varios años en el tiempo, cuando a cada campaña de riego se sucedían los problemas y las averías en muchas de las tuberías que no aguantaban la presión total del agua.

No obstante, la principal preocupación ahora de los profesionales del sector es si una vez que finalice la próxima campaña de riego las obras se retomarán en el punto donde se abandonaron, y si éstas realmente solucionarán el problema que han venido acusando tantos años.

Atrás quedan, al menos por el momento, las demandas contra la Sociedad de Infraestructuras Agrarias (Seiasa) y los diversos problemas para regar.