El campo, con la PAC en el horizonte

El pleno de la EurocĂĄmara rechaza recortes pero, Âży la ComisiĂłn Europea?

Que el campo sobrevive gracias a la PolĂ­tica Agraria Comunitaria (PAC) no es nada nuevo, pero lo hace porque las ayudas no han variado. Para el periodo 2014-2020 la situaciĂłn puede cambiar con una posible reducciĂłn que los profesionales no quieren ni imaginar.

El pleno de la EurocĂĄmara llegĂł al acuerdo de no reducir el presupuesto de la PAC para el periodo 2014-2020, aunque la Ăşltima palabra la tiene la ComisiĂłn, que presentarĂĄ la semana que viene sus propuestas presupuestarias de cara a ese periodo de tiempo. No obstante, los ministros de Agricultura de la UE muestran una postura firme de no variar el presupuesto a la baja.

No en vano, EspaĂąa es el segundo paĂ­s en recepciĂłn de estas ayudas de Europa, con mĂĄs de 7.000 millones de euros, para un sector estratĂŠgico en la producciĂłn de alimentos, que goza de gran importancia en la Comunidad y en la provincia de Salamanca, siendo una parte muy importante del Producto Interior Bruto (PIB).

Por ello, las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPA) de la Comunidad y la propia ConsejerĂ­a, asĂ­ como el Ministerio del ramo han optado por la defensa de una PAC fuerte y con un plan especĂ­fico para uno de los puntos primordiales de apoyo: la incorporaciĂłn de jĂłvenes al sector para garantizar su futuro, igual que el reconocimiento de la mujer rural y el impulso y fortalecimiento del cooperativismo agrario.

PosiciĂłn de Castilla y LeĂłn
La postura de la consejería de Agricultura y Ganadería siempre ha mostrado su apoyo decidido al sector aunque hubo fricciones en algunso aspectos a la hora de redactar un documento para presentarlo al Ministerio, elaborado por la Administración, las OPA y otros agentes del sector. Éste aboga por unas ayudas directas que garanticen la producción y apoyen un modelo rentable para las explotaciones y para los que realmente se dedican a esta profesión.

No obstante, y de cumplirse los peores augurios, los profesionales del sector verĂ­an en gran peligro la supervivencia de sus explotaciones y mĂĄs aĂşn dada la coyuntura econĂłmica actual.