El campeón no se fía un pelo

LE VALE CON GANAR. El Barcelona está avisado por lo que le pasó al Real Madrid y con una victoria se metería en cuartos. VARIANTES. Guardiola busca la forma de dar más equilibrio al once desde el centro
EFE


El equipo de Pep Guardiola no anda fino y busca soluciones para encontrar su mejor fútbol. El técnico ha decidido darle la vuelta al sistema táctico, pero la realidad es que el Barça vive en los últimos partidos del estado de gracia de Leo Messi, máximo goleador del campeonato y autor de los últimos cinco goles del equipo. Necesita el Barça reencontrarse, recuperar a jugadores que no están en su mejor momento, y si es capaz de salir adelante en este momento complicado de la temporada, seguramente el mejor Barça volverá a triunfar.

En Stuttgart, los de Guardiola sufrieron demasiado. Le da vueltas el equipo al equipo en busca de equilibrio. Volverá a contar con la pareja Piqué-Puyol en el eje defensivo, Alves jugará por la derecha y, a falta del lesionado Abidal, Maxwell apurará sus últimos partidos de titular.

Los cambios podrían llegar en la medular. Xavi Hernández y Andrés Iniesta tienen un puesto asegurado, pero el técnico podría equilibrar el equipo con el músculo de Touré Yaya, en lugar de Sergio Busquets.

En ataque parece todo decidido. En estado de gracia, Messi; sus acompañantes serán Zlatan Ibrahimovic, sancionado en el último partido liguero; y Thierry Henry, determinante en la victoria frente al Valencia. Estadísticamente, todo está a favor de los azulgrana. El Barça ha ganado sus ocho partidos que ha jugado ante rivales alemanes en el Camp Nou y, el año pasado, jugó los octavos ante el Olympique de Lyon también después de un 1-1 en la ida y logró una clara victoria (5-2).

Los alemanes no pierden la esperanza de lograr un milagro, después de que en la ida, y después de jugar su mejor partido de la temporada, únicamente pudieran empatar con los azulgrana. De hecho, Gross confía en que su equipo marcará al menos un gol en el Camp Nou. El partido supondrá la vuelta del bielorruso Alexander Hleb, cedido por el Barça, al Camp Nou.