El campeón de Copa luce título y demuestra que sabe apretar los dientes

Marginean penetra ante la defensa de Sandric (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Perfumerías Avenida suma y sigue, también en Liga (71-56). Ni cansancio ni rival extramotivado -aunque tocado después de la lesión de Carter-, nada puede con el equipo salmantino que exhibe título de Copa vaciándose en la pista.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

71 PERFUMERÍAS AVENIDA (14+25+21+11): Silvia Domínguez (5), Chrissy Givens 810), Alana Beard (7), Adaora Elonu (15), Erika De Souza (17) -cinco inicial-, Carmen Miloglav (0), Jelena Milovanovic (11), Laura Gil (2), Laura Quevedo (2), Gabriela Marginea (2)

 

56 BIZKAIA (18+18+14+6): María Asurmendi (8), María Pina (6), A. Sandric (11), A. Carter (6), C. Mokango (18) -cinco inicial-, I. García (1), V. Llorente (0), N. Diez (3), G. Alonso (0), Y. Lázaro (1), I. Ariztimño (2).

 

ÁRBITROS: Jorge González Zumajo y Juan Francisco González Cuervo. 

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 19 de Liga disputado en el pabellón de Würzburg. 

No se le planteaba un encuentro sencillo a Perfumerías Avenida, ni por sus circunstancias afrontando su cuarto partido en seis días ni por el rival que tenía enfrente. Gernika es el equipo que al margen de Girona y Avenida puede ganar en cualquier pista y a cualquier rival tal y como ha demostrado ya y tal y como sucedió ante el equipo salmantino. Además su motivación por repetir el triunfo y por sacarse la espina de la clara derrota de hace seis días era evidente, se palpaba en sus jugadoras durante el calentamiento.

 

Por eso Perfumerías Avenida tenía que salir muy serio al partido y, de hecho, esta vez no hubo novedades en un quinteto que empieza a repetirse en Liga con asiduidad. El equipo salmantino, consciente de que no tenía fuerzas sobradas esta vez no comenzó el partido imponiendo su presión a toda pista sino que apostó por defensas alternativas y una zona que en principio pareció salir bien pero a la que respondió bien el equipo vasco con tres triples en el primer tiempo. 

 

Una acierto exterior que le permitió ir por delante durante buena parte del primer parcial y que provocó que a 3'41" de la finalización del mismo Ortega tuviera que pedir tiempo muerto porque con siete abajo la situación se podía complicar. Varió el partido sin embargo con la lesión de Amisha Carter en un contraataque. Bizkaia se quedó bloqueado en ataque y Avenida remontó cuatro puntos para acabar el parcial.

 

Esa tónica de recuperación continuó en el inicio del segundo parcial. Ortega situó a Marginean sobre Sandric, cuando no estaba Pina en pista porque a la española la anulóque era la que hasta entonces encontraba mejores posiciones y Avenida comenzó a encontrar a su interior, especialmente a una Erika De Souza que si encuentra la posición bajo en el aro y comienza a sentirse en forma, en la Liga español es muy difícil de parar. De su mano llegaron los puntos que volvieron a ajustar el marcador ante un Bizkaia que desaprovechaba varios tiros libres y veía como un triple de Silvia Domínguez, el primero del equipo después de siete lanzamientos, situaban a las de Avenida cinco arriba. Mokango respondía cuando De Souza descansaba y Sandric continuaba siendo el arma vasca desde fuera. Avenida tenía el mando ahora del partido pero era evidente el daño que podía hacer su rival que logró llegar al descanso con mínima diferencia, 39-36.

 

Beard y Gil en labores defensivas (Foto: Teresa Sánchez)

 

La vuelta de vestuarios de Perfumerías Avenida fue notable, sobre todo en su trabajo atrás dejando a su rival en cinco puntos en siete minutos y cuando este equipo funciona en defensa le fluye el ataque. Mandaban bajo el aro Elonu y De Souza y finalizaba de manera espectacular Beard tanto en contraataque como con tiro en suspensión y así Avenida iba abriendo hueco poco a poco hasta irse por encima de los diez de ventaja.

 

Tenía claramente controlado el partido el equipo local aunque dos despistes en el último minuto favorecieron que su rival anotara un parcial de 0-5 con el que al menos lograba mantenerse con vida, 60-50. 

 

Silvia Domínguez defendida por Asurmendi, aplaudida en su regreso (Foto: Teresa Sánchez)

 

Para manejar el inicio del último parcial lo mejor volver a dar las riendas a Domínguez, un par de minutos de serenidad, para volver al +14. Bizkaia intentaba resistirse pero el equipo salmantino no había realizado el esfuerzo para que fuera vano. Con paciencia movía en ataque, dejando pasar los segundos ante un rival que además sabe defender, y así pese a los puntos de Mokango la diferencia se mantenía siempre por encima del +10. Eso sí, por el por si acaso, Ortega volvió a sacar a Domínguez y De Souza a la pista para darle aun más color a la vitoria.