El campeón, a por la tercera en casa

Avenida quiere comenzar el año 'oficial' ganando la Supercopa de España ante el Uni Girona

Se espera un pabellón de Würzburg como en las grandes ocasiones, ya que los aficionados salmantinos al baloncesto femenino tienen 'hambre' de competición casi cinco meses después que de ésta finalizara.

Esta noche en un horario poco habitual, las 20.45 horas, el conjunto salmantino saltará a la cancha como vigente campeón para medirse a un equipo 'novato' en estas lides pero que las circunstancias del pasado año -con el adiós de Ros- han hecho que pueda estar en esta gran primera final de la competición.

Sobre la cancha, Girona es un equipo que lleva más tiempo conjuntado, con todas las piezas trabajando bajo la batuta de Anna Caula, que desde hace dos semanas cuenta ya además con Jacinta Monroe, que debe sustituir el gran recuerdo que dejó el pasado año Angelica Robinson.

En el bando azulón las cosas se han torcido al final con la lesión de Rezan en el torneo de Gernika y aún falta por incorporarse la jugadora interior de más peso para Avenida, Adair, que está disputando la final de la WNBA. En cuanto a las buenas noticias, el equipo salmantino ha recibido con los brazos abiertos a la jugadora que tiene que echarse al grupo a sus espaldas en el exterior, Nicole Powell, que está en un estado de forma impecable después de quedar eliminada en semifinales de la WNBA con las New York Liberty la pasada semana.

Por lo demás, ambos bloques mantienen una línea parecida al pasado año (con Caula en el banquillo y Miranda dando un paso al frente desde el segundo puesto de entrenador), por lo que se espera un baloncesto atractivo, rápido y de sólidas defensas. Sin embargo, en estas lides la experiencia debe ser un grado, y esa cae toda del lado salmantino.