El camino de regreso de la biblioteca que fue un mercado en el 'barrio de la caja' en Salamanca
Cyl dots mini

El camino de regreso de la biblioteca que fue un mercado en el 'barrio de la caja' en Salamanca

El edificio de plaza de Trujillo en el barrio de Prosperidad. Foto: F. Oliva

El centro cultural de plaza de Trujillo pasa a ser de gestión municipal en un barrio con un vínculo histórico con la caja de ahorros: en el mismo solar que ocupa el edificio estuvo un mercado promovido en su día por la entidad.

El barrio de Prosperidad contará con una nueva instalación municipal que hace su camino 'natural' de regreso porque fue promovido en su día por la extinta caja y ahora la entidad bancaria resultante del pasado proceso de fusión ha cedido uno de los últimos centros construidos por lo que fue la Caja de Salamanca. Ahora, Unicaja cede gratuitamente a Salamanca el uso de la instalación que gestionará el Ayuntamiento.

 

Se trata del edificio de la plaza de Trujillo, en el corazón de este barrio salmantino, propiedad de Unicaja Banco que cede su uso y que fue construido por la anterior Caja Duero, con un diseño vanguardista de los arquitectos salmantinos Agustín y Luis Ferreira. Entró en funcionamiento como instalaciones de la Obra Social de aquella entidad en diciembre de 2011, tras haberse realizado una inversión de nueve millones de euros.  

 

El proyecto nació "para dar al entorno una nueva imagen, mucho más moderna y actualizada, ganando para el barrio una gran plaza pública con zonas ajardinadas y de esparcimiento”. Y completaba la especial relación de la entidad con este barrio.

 

 

Aquella fue en su día una importante incorporación al barrio de Prosperidad, cuya historia está ligada a la de la antigua entidad salmantina de ahorro. Promovido por la antigua Caja Salamanca a finales de los años 60 del pasado siglo, entonces se levantaron 348 viviendas, una iglesia, un complejo escolar y un mercado. El complejo escolar es el conocido Colegio Caja Salamanca que sigue operativo y que se ha completado con un centro de mayores y una escuela de música.

 

Cuando promovió aquellos equipamientos, la caja levantó también un mercado. Precisamente, este edificio cultural se asienta precisamente en el solar ocupado previamente por ese mercado que dejó de funcionar. El nuevo edificio nació como centro sociocultural con espacios para la enseñanza de nuevas tecnologías a niños y mayores, además de instalaciones polivalentes; desde el principio se cedió una planta completa a asociaciones vecinales y otros colectivos. Y esa es la función que va a tener a partir de ahora.

 

Así es el edificio

Dicho inmueble ocupa una superficie construida de 3.594 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas. En la baja dispone de una biblioteca, distribuida en sala de consulta y estudio y sala infantil, y dotada de un servicio de préstamo de libros y material audiovisual. En esta planta, en la que además hay varios despachos, sala de reuniones, aula de formación y aula de informática, está previsto que funcione un Centro de Acción Social (CEAS).

 

En el semisótano, el Centro Sociocultural de la Plaza de Trujillo dispone de una cafetería abierta al público, ludoteca infantil y salón de actos.  Finalmente, en la planta sótano cuenta con una sala de exposiciones y cuatro aulas culturales o salas multiusos, cuya actividad se irá desarrollando en función de las medidas establecidas por las autoridades sanitarias debido a la pandemia de Covid-19.  

 

Todos estos servicios se integran en la Red de Centros de Participación del Ayuntamiento de Salamanca, formada actualmente por un total de diez centros municipales integrados, y por 15 espacios municipales de participación, desplegados por diferentes zonas de la ciudad.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: