El calzado de la temporada primavera/verano 2019

Ya se acerca la primavera y con ella tenemos a las puertas de nuestra moda una nueva temporada de ropa y calzado. Cada año que pasa podemos encontrar más y más variaciones en las fórmulas extendidas y populares.

Es sin lugar a dudas algo a lo que prestarle atención el hecho de que en los últimos años se haya estado apreciando la comodidad, incluso situando a esta por encima del valor estético con tal de apelar a la practicidad de un calzado que hace un statement, plantandose y diciendo ‘’va antes el estar cómodas que el estar guapas’’.

 

La temporada primavera verano es conocida por sus colores, con los que se puede conjuntar de formas más variadas y clásicas, pero también por la libertad que otorgan aquellas prendas abiertas que permiten el paso del aire y del frescor por ellas.

 

También es conocida como la temporada en la cual se pueden llevar bonitos zapatos abiertos sin temor a congelarnos los pies en un intento por estar fashion y a la moda.

 

En este artículo hablaremos de algunos modelos de zapato que nos han llamado la atención y que pensamos que tendrán particular popularidad llegada esta temporada.


 

Sandalias de serpiente

 

Lo cierto es que los patrones de pieles animales están siendo muy populares en la temporada de zapatos primavera verano, que sin embargo busca un mayor gradiente de colores que no se encuentren tan atados a los pelajes de los animales en los que estos patrones se basan originalmente.

 

A grandes rasgos y de forma resumida, se buscan tonos fantasía, que encajen con los colores de modelitos más coloridos haciendo de ‘’toma de tierra’’ para todo el conjunto.


 

Zapato calcetín

 

Esto si que no nos lo habríamos visto venir hace unos años. Las sneakers calcetín han ido aumentando en popularidad de forma vertiginosa, llegando a llevarlas algunas famosas de la envergadura de Billie Eilish.

 

De nuevo, como se mencionaba en la entradilla la comodidad es lo que se está imponiendo como regla de calidad, pero sin sacrificar estilo.

 

Y estas zapatillas definitivamente se niegan a sacrificar estilo, porque la transición entre ‘’calcetín’’ y calzado es tan sutil y ‘’graciosa’’, que le otorga de confianza y belleza a cualquier modelito casual que podamos llevar.

 

Este viene para quedarse, pues nos permiten ir en la comodidad de un chandal sin sacrificar puntos de estilo.


 

Merceditas

 

Como nó, no podemos evitar un clásico de cualquier temporada primavera/verano.

 

Este modelo de zapato no pierde su popularidad, debido a su reafirmación de estilo a la hora de ser conjuntado con cierta ropa.

 

Lo único que puede ser un pequeño inconveniente si llevamos merceditas (o Mary Janes) es que no tengan la pulserita incorporada, mediante la cual se agarran al tobillo y estilizan la figura del pie y la silueta de este.

 

Por lo demás, es una elección versátil que se puede encontrar por módicos precios y siempre conjunta con cualquier vestido.


 

Mocasines

 

Y hablando de clásicos que siempre van a tener su lugar en nuestra lista, nos encontramos con los mocasines. Este calzado nunca pasa de moda y puede llegar a marcarnos con un estilazo, pero hay que mantenerlo alejado de ciertos outfits más estudiantiles, pues chirría notablemente con ellos.

 

La mayoría de ocasiones son unicolor, ya sea un negro mate o brillante. Sin embargo, cada vez vemos a más chicas llevarlos con patrones, lazos, borlas o incluso con sus propios colores y estampados. Estos últimos no son lo más aconsejable, pero siguen siendo una opción presente.


 

Tacones de salón

 

Popularizados por la actriz Sarah Jessica Parker, estos tacones se han vuelto tendencia. En la mayoría de ocasiones se llevan en colores mate, y disponen de una pequeña gama de accesorios que se le pueden añadir, ya sean lacitos, gemas o piedras brillantes.

 

Por último, constan de un par de aberturas en los laterales, las cuales les otorgan un aspecto realmente novedoso y moderno.