El buey y la mula se resisten a perder su sitio en el nacimiento de la Plaza

Los salmantinos muestran su parecer sobre si los animales deben abandonar el portal o continuar en él como ha sucedido hasta ahora

 

 

 

La Plaza Mayor de Salamanca es uno de los puntos más frecuentados por los ciudadanos y los turistas que pasan por la ciudad, y en la mitad del ágora se puede ver hasta el 6 de enero, con motivo de la Navidad, un belén de gran tamaño.

 

En él aparecen cinco grandes figuras, dos de ellas son una mula y un buey, que se mantienen a pesar de las últimas afirmaciones del Papa Benedicto XVI, quien explica en su último libro que no hubo animales en el nacimiento de Jesucristo.

 

Este belén, que se colocó en la Plaza Mayor una vez pasó la Nochevieja Universitaria, que tuvo lugar el pasado 13 de diciembre, se ilumina por las noches y es fotografiado en cada jornada por cientos de personas.

 

Hemos salido a la calle para preguntar si es oportuno mantener las figuras en el portal de Belén o si, en cambio, se debe modificar y que desaparezcan del lugar que han ocupado durante años.