El buen tiempo propicia un Lunes de Aguas multitudinario y sin privaciones Covid como manda la tradición
Cyl dots mini

El buen tiempo propicia un Lunes de Aguas multitudinario y sin privaciones Covid como manda la tradición

La jornada campera por excelencia de Salamanca vuelve a ser masiva gracias al buen clima y tras dos años de restricciones: el fin de las privaciones de la carne ha sido este año también el de las limitaciones por el Covid.

Salamanca ha dado un paso más hacia la plena normalidad con la celebración de una de sus fiestas más queridas, el Lunes de Aguas. Tras dos años de restricciones por la pandemia y sin poder disfrutarlo 'como Dios manda', el día campero por excelencia ha vuelto a su esencia en la capital y su alfoz, con miles de personas degustando el simpar sabor del tradicional hornazo en parques y zonas verdes de toda la ciudad, especialmente en la ribera del Tormes. Según el consistorio, durante la jornada no se han producido incidentes reseñables, al menos, durante la tarde.

 

El Lunes de Aguas ha vuelto este 25 de abril a su ser tras dos años extraños. En 2020 hubo que conformarse con celebrarlo en los balcones y casas porque estábamos en pleno estado de alarma y ni siquiera se podía salir de casa a nada más que no fuera comprar alimentos. Y el pasado 2021 todavía hubo restricciones y, aunque ya se pudo salir al campo, estaba prohibido reunirse en grupos numerosos: la normativa decía que máximo cuatro y se vigilaban las aglomeraciones. Todo eso ha quedado atrás y este 2022 la fiesta ha vuelto a su ser.

 

Desde mediodía y hasta primera hora de la tarde, miles de salmantinos han empezado a llenar los principales parques y zonas verdes de la ciudad, con especial predilección por las riberas del Tormes. El buen tiempo previsto ha aparecido y ha propiciado un Lunes de Aguas espléndido en el que se ha podido cumplir con la tradición de la merienda al aire libre emulando los orígenes de esta peculiar fiesta con la que se celebra el fin de las privaciones de la carne, esta vez con un gran sentido: las privaciones de la pandemia también parecen quedar atrás.

 

Hacia la una de la tarde ya había gran cantidad de grupos en el entorno del Puente Romano, el lugar elegido desde hace años pro los más jóvenes para celebrar el día. También habia gran afluencia en La Aldehuela, el parque fluvial o Jesuitas. La Policía Local se ha desplegado según lo previsto a la espera de una jornada tranquia. Al tiempo, el centro y los barrios de la ciudad se iban vaciando.

 

La jornada ha estado bien amenizada por el Festival del Lunes de Aguas, un programa festivo organizado este año por la concejalía de Turismo, y se ha prolongado hasta bien entrada la tarde en los sitios favoritos de los salmantinos, como los entornos del Puente Romano y el monte público de La Aldehuela, el primero para los más jóvenes y el segundo más familiar, aunque casi cada trozo de césped o cada árbol era buen sitio para compartir el hornazo.

Comentarios

Leo 26/04/2022 09:58 #2
¿Sólo hubo Lunes de Aguas en el Puente Romano? Al final entre todos estamos convirtiendo esta fiesta en un gran botellón al menos para los que se informan sobre ella desde fuera de Salamanca porque es lo único que se cuenta o de lo que sale reflejo... De hecho para encontrar un hornazo en una imagen hasta cuesta y no me refiero a este medio sino en general. O es el único sitio que el ayuntamiento se encarga de preparar, con baños como indicando venid todos aquí. Una pena
De vergüenza 25/04/2022 23:34 #1
El Puente Romano convertido en un botellódromo. No había un hornazo entero entre esos miles que aparecen en la foto. Alcohol a mansalva. ¿Hasta cuando vamos a permitir esto en esta ciudad?

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: