El bono gratuito del transporte rural ya es realidad: Fuentes de Oñoro hace el estreno
Cyl dots mini

El bono gratuito del transporte rural ya es realidad: Fuentes de Oñoro hace el estreno

El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñones, en el estreno del bono rural gratuito.

Ledesma y Vitigudino serán las próximas zonas en tener el servicio que tratar de evitar que decenas de pueblos no tengan transporte.

La Junta de Castilla y León estrenó este lunes el bono rural de transporte gratuito para viajeros en la localidad salmantina de Fuentes de Oñoro. Fue el el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien participó en el acto de puesta en marcha de esta iniciativa siendo el primer usuario en utilizar la app que permitirá acceder sin coste al autobús a unas 14.000 personas de 17 localidades de esta zona de la provincia charra.

 

Un programa que “hoy es una realidad”, según destacó el consejero, y que está previsto implantar durante el próximo año “en toda Castilla y León”. Las siguientes zonas serán Ledesma y Vitigudino, con nueve rutas cada una y 54 y 59 localidades, respectivamente, que conectan 11.500 viajeros aproximadamente. Posteriormente el sistema se irá implantando hasta completar las 12 zonas de Transporte a la Demanda de la provincia de Salamanca, estructuradas en 237 rutas, que dan servicio a 528 localidades. A ellas se sumarán las 115 rutas de Transporte de Prestación Conjunta, beneficiando a 380 localidades de la provincia de Salamanca.  

 

Suárez-Quiñones recordó que la iniciativa, anunciada semanas atrás por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, responde al “compromiso ineludibles de las políticas autonómicas con el medio rural”. En este punto quiso hacer algo de pedagogía recordando que el Transporte a la Demanda se creó en Castilla y León “para evitar viajes con autobuses vacíos en líneas fijas” y que se exportó al resto de España. ”Esto nos ha ahorrado 2,5 millones de litros de gasoil, 10.000 toneladas de CO2 que no se han vertido a la atmósfera y casi 7,5 millones de kilómetros andados inútilmente”, cifró.

 

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente irá implantando sucesivamente en el plazo de un año el bono rural de transporte gratuito a las 123 zonas de transporte a la demanda e integrado que hoy existen en Castilla y León y que dan servicio a más de 5.000 localidades de la Comunidad, con casi 2.000 rutas y 2,2 millones de potenciales usuarios.

 

La inversión estimada de la puesta en marcha de este sistema es de 600.000 euros anuales, ya con las 123 zonas completadas. A esta inversión es preciso añadir los 6,2 millones anuales   aportados por la Administración autonómica para sufragar el déficit de explotación del transporte a la demanda, que son 549.352 euros al año en la provincia de Salamanca. En consecuencia, sin la financiación de la Junta de Castilla y León, el coste del servicio que habrían de soportar las personas usuarias sería aproximadamente de 12 euros el billete.

 

“Es necesario que se trate de compensar la distancia de las zonas rurales con políticas que faciliten la vida en nuestros pueblos. De ahí el interés por mantener este transporte al que van a tener acceso mayores y los jóvenes. Cualquier va a tener movilidad gratuita hacia los principales centros de servicios públicos. Buscamos mantener la igualdad en las oportunidades de vida de nuestros ciudadanos, vivan donde vivan”, valoró Juan Carlos Suárez-Quiñones. “Las políticas de la Junta, transversalmente, van dirigidas a responder al reto demográfico. Tienen un coste importante pero hay un compromiso especial de la Junta con nuestros pueblos porque está en nuestra esencia”, incidió.

 

Transporte integrado

Según explicó Suárez-Quiñones, el transporte integrado presta simultáneamente servicios de uso general, dirigidos a satisfacer una demanda general, siendo utilizables por cualquier interesado, y de usos más restringidos, como grupos específicos de usuarios, en este caso escolares, compartiendo un mismo vehículo, de acuerdo con las condiciones establecidas por la Administración. “No tenía sentido que en algunos pueblos hubiera transporte escolar y no para el resto de los vecinos. Por eso hemos integrado 850 rutas de transporte escolar que han permitido que en 900 pueblos también puedan viajar los vecinos”, anunció el consejero.  

 

Se basa en reservar, por la Administración Educativa, determinadas plazas en el transporte público regular de uso general para ser utilizadas exclusivamente por escolares y acompañante. El resto de las plazas vacantes pueden ser utilizadas por cualquier usuario de transporte público regular de viajeros de uso general. Estas plazas se gestionan conforme al sistema de transporte a la demanda, que permite al ciudadano hacer llegar sus necesidades de transporte a través de métodos telefónicos gratuitos y telemáticos.  

 

A pesar de todas estas medidas, según el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, 1.200 pueblos de Castilla y León aún no tienen transporte público. “Vamos a llegar. En esta Legislatura vamos a añadir 83 rutas nuevas en la Comunidad para que el transporte gratuito llegue a todos los núcleos de población del territorio”, concluyó el consejero. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: