El bono-bus joven triunfa en su primer año: más de 2.200 personas ya lo usan

Se convierte en uno de los abonos más usados: permite viajar de manera ilimitada durante un mes por 14 euros y tener gratis las bicicletas municipales. El PSOE, que dio la idea, espera que los abonos trimestral, semestral y anual también despeguen.

En poco más de un año de vida, el abono joven del bus urbano se ha convertido en un auténtico éxito. La idea, propuesta del portavoz del PSOE, José Luis Mateos, ha convencido a más de 2.200 usuarios que ya disponen del mimos y que pueden viajar de forma ilimitada por sólo 14 euros y, además, acceder gratis al servicio municipal de alquiler de bicicletas.

 

La propuesta salió a finales de 2015. Para incentivar el uso del transporte público, el PSOE propuso crear nuevas tarifas, entre ellas, un abono mensual joven. Gracias al nuevo abono, los menores de 30 años empadronados en la ciudad de Salamanca o matriculados en las Universidades de Salamanca o la Pontificia podían acceder al abono mensual por 14 euros que, además, daba acceso gratuito al servicio SalEnBici.

 

El PSOE llevaba años detrás de esta mejora, y a las pocas semanas se incluía entre las novedades incluidas en la aprobación definitiva de las ordenanzas fiscales. El nuevo abono se aprobó para 2016 y empezó a venderse a partir del 15 de febrero del año pasado. Desde el primer momento fue un éxito y las cifras avalan la iniciativa. Un año después, son más de 2.200 los abonos de este tipo que vende cada mes la empresa de transportes y se espera que llegue a los 3.000 usuarios. Todos ellos se ahorran un 50% en el coste del abono.

 

Es una de las modalidades de pago de más éxito. De hecho, se venden más abonos jóvenes que abonos mensuales convencionales. Sólo las ventas del billete sencillo y del bono bus ordinario y el abono bus-ciudad están por encima.

 

Durante 2016, el bus urbano dio un cambio radical que ha beneficadio a los usuarios con un servicio que se ha hecho más joven, compatible con las bicicletas y más barato para sus usuarios merced a varias modificaciones de las ordenanzas. Sin embargo, todavía hay cuestiones mejorables. El propio PSOE propuso varios abonos, normales y en modalidad joven, de carácter trimestral, semestral y anual; con ellos los usuarios se ahorran el trámite de ir todos los meses a la única oficina donde se pueden renovar, en la Gran Vía, que registra grandes colas.

 

Sin embargo, la idea no ha cuajado, pero tampoco el Ayuntamiento la ha incentivado. Entre todas las modalidades se han vendido unos 50 abonos de duración prolongada, pero es que no se ha hecho ninguna labor de promoción. El consistorio ha anunciado este miércoles una campaña de difusión de las bonificaciones en impuestos, tarifas y servicios públicos, campaña en la que se ha incluido la existencia de los abonos trimestra, semestral y anual del bus urbano, que dejarán así de ser unos grandes desconocidos.