El besapiés más multitudinario se mantiene pese al coronavirus: "En época de la peste se venía al Rescatado para no ser contagiados”
Cyl dots mini

El besapiés más multitudinario se mantiene pese al coronavirus: "En época de la peste se venía al Rescatado para no ser contagiados”

La cofradía de Jesús Rescatado tiene previsto mantener su besapiés, al que acuden 11.000 personas en Salamanca, pese a las recomendaciones para suspenderlo por motivos higiénicos.

La Congregación de Jesús Rescatado de Salamanca tiene previsto celebrar este viernes su tradicional y multitudinario besapiés, al que acuden hasta 11.000 personas cada año, que llega en plena crisis del coronavirus y con la recomendación de las autoridades sanitarias para evitar este tipo de celebraciones "por sentido común".

 

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha avanzado que el Ejecutivo regional se ha puesto en contacto con las juntas de cofradías y con el Episcopado para recomendar que en los próximos días se evite "por sentido común" actos como 'besamanos' o 'besapies'.

 

El besapiés más popular de la Semana Santa de Salamanca tendrá lugar este viernes, pero este jueves se adelanta este gesto para las personas enfermas y de movilidad reducida, con una oración a las 18.00 horas en la parroquia de San Pablo. El viernes, desde la medianoche, se celebran de manera ininterrumpida el besapiés y once misas hasta las nueve de la noche, cuando empieza un Vía Crucis.

 

La crisis del coronavirus está marcando la celebración de este año, que por ahora se mantiene sin variación respecto a lo  habitual. En la web de la Diócesis de Salamanca, el hermano mayor de la cofradía apunta que las medidas higiénicas son las habituales de cada besapiés: “Como el pie de la imagen está protegido con un metacrilato siempre echamos antiséptico en los pañuelos que utilizamos para evitar contagios de virus, y de esta forma sabemos que no se daña la talla”, subraya Sánchez Tabernero. 

 

Ante la crisis del coronavirus, este responsable apunta a que no se realizará medidas de excepción, “porque el antiséptico ya lo utilizábamos antes”. En este sentido, el hermano mayor relata que en siglos pasados, en la época de la peste, “la gente venía al Rescatado a pedir por ello, para no ser contagiados”.

 

Noticias relacionadas