El besapiés de Jesús Rescatado se inicia sin (mucho) miedo al coronavirus
Cyl dots mini

El besapiés de Jesús Rescatado se inicia sin (mucho) miedo al coronavirus

Besapiés este jueves de Jesús Rescatado. Foto: Jorge Sánchez
Ver album

Algunos de los asistentes al acto del jueves, previo al multitudinario besapiés, optaron por no besar la talla, que se limpió con un pañuelo tras cada beso. Este viernes no habrá medidas especiales.

El besapiés más multitudinario de Salamanca, el de Jesús Rescatado, por el que se espera que pasen 11.000 personas este viernes, ha tenido una previa marcada por las recomendaciones de diferentes autoridades sanitarias, desde el Ministerio a la Junta, para evitar este tipo de cultos. Sin embargo, la primera parte de esta tradición se ha celebrado conforme al procedimiento de todos los años en la iglesia de San Pablo.

 

Como es habitual, el día antes de la gran jornada se reserva para las personas enfermas y de movilidad reducida, con una oración a las 18.00 horas en la parroquia de San Pablo, y el besapiés. A la hora prevista, y tras un breve oficio, un pequeño grupo de persona ha procedido al gesto de besar los pies de la talla, que están protegidos por una funda de metacrilato. Algunos de los presentes han optado por no besar la imagen, aunque otros sí lo han hecho; tras cada ósculo se ha procedido a pasar un pañuelo.

 

 

Hoy no había carteles ni indicaciones especiales, y fuentes de la congregación aseguran que tampoco van a tomar medidas especiales este viernes. Según su responsable, se va a celebrar conforme a la tradición de otros años, ya que la pieza tiene recubierto el pie de metacrilato y, cada vez que alguien la besa, se limpia con un antiséptico que es alcohol puro, lo que garantiza la higiene. También explican que no indicarán a nadie si hay que besar o no la imagen.

 

“Como el pie de la imagen está protegido con un metacrilato siempre echamos antiséptico en los pañuelos que utilizamos para evitar contagios de virus, y de esta forma sabemos que no se daña la talla”, explica Emilio Alberto Sánchez Tabernero, responsable de la congregación. El mismo responsable aseguraba que no se tomarán medidas de excepción, “porque el antiséptico ya lo utilizábamos antes” y recordaba que en época de peste “la gente venía al Rescatado a pedir por ello, para no ser contagiados”.

Noticias relacionadas