El beato de Tábara regresa a su cuna mil años después de su creación

Tábara acoge una jornada sobre los códices del Beato de Liébana, ocasión para exponer en la localidad zamorana el original del Beatro de Tábara, el códice que fue elaborado en el desaparecido scriptorium del Monasterio de San Salvador de Tábara en el siglo X.

La localidad zamorana de Tábara acoge este viernes y sábado una jornada conmemorativa de la inclusión en el Registro Internacional de la Memoria del Mundo de la UNESCO de los códices más significativos del Comentario al Apocalipsis de San Juan escritos por el Beato de Liébana, conocidos comúnmente como 'Beatos', y que se custodian en los principales archivos y bibliotecas de España y Portugal.

 

Como complemento a las sesiones académicas del 31 de marzo, el sábado 1 de abril, entre las 11 y las 21 horas, se exhibirá el original del Beato de Tábara en el Centro de Interpretación de los Beatos en la iglesia de Santa María de esta localidad. En esta ocasión tan excepcional, once siglos después, el códice regresa al lugar de donde se cree es originario.

 

Este acto se enmarca en las actividades organizadas para celebrar el 150 aniversario de la creación del Archivo Histórico Nacional, entre cuyos fondos se custodia el conocido como “Beato de Tábara”, códice que fue elaborado en el siglo X en el scriptorium del desaparecido Monasterio de San Salvador de Tábara y que incluye una miniatura de la torre del Monasterio y del famoso scriptorium.

 

 

En los últimos años, la localidad ha hecho un enorme esfuerzo por poner en valor la historia de los 'beatos', con el impulso de jornadas de investigación y la apertura del centro de interpretación que recoge el papel de la localidad en la historia de estos códices. Además, se han hecho homenajes al profesor John Willians, experto mundial en códices medievales, fallecido el año pasado y que estudió ampliamente la figura del Beato de Tábara; el pasado enero de 2016 se le nombró hijo adoptivo de la localidad y 'Tabarés del Año'.

 

Organizada por la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, el Ayuntamiento de Tábara y el Centro de Estudios Benaventanos, con la colaboración de la Fundación Caja Rural de Zamora y la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas de Portugal. Contará con la presencia de autoridades de ambos países, entre ellas, de la Embajadora de España ante la UNESCO, Teresa Lizaranzu.