El 'batacazo' demoscópico de Cs permite a Vox entrar en la pelea por el cuarto diputado en Salamanca
Cyl dots mini

El 'batacazo' demoscópico de Cs permite a Vox entrar en la pelea por el cuarto diputado en Salamanca

Víctor González, en un acto con Vox en Salamanca. Foto: F. Oliva

El partido de Santiago Abascal podría adelantar a Podemos y Cs en intención de voto y, aprovechando la fuerte caída de los 'naranjas', aspirar a escaño para Víctor González.

La irrupción de Vox en la lucha por el cuarto escaño al Congreso por la provincia de Salamanca va a ser el motor de la única semana de campaña, convirtiendo los días que quedan en un sprint final hasta el 10 de noviembre. Algunas encuestas otorgan por primera vez a la formación de Santiago Abascal posibilidades de pelear por ese diputado que hasta ahora tenía a PP y PSOE como principales 'novias' en la provincia, que cedería Ciudadanos y que ahora podría lograr Vox.

 

Hace solo unos días, el CIS preelectoral convería la lucha por el cuarto diputado salmantino en cosa de dos, PP y PSOE. De hecho, otorgaba a los socialistas posibilidades de luchar por el 2-2, algo que no se ve desde las primeras elecciones generales. Parecía claro que Ciudadanos no estaba en condiciones de retener el escaño, arrastrado por la mala tendencia nacional, pero ahora Vox entra también en la disputa. La situación es real y ha empezado a preocupar entre los socialistas.

 

Según las dos últimas encuestas publicadas, Vox adelantaría a Unidas Podemos y Ciudadanos y se convertiría en tercera fuerza política en la provincia con un porcentaje superior al 14% de los votos; el PP seguiría siendo el partido más votado, seguido del PSOE. El partido de Abascal, que ha presentado a Víctor González como número '1' al Congreso por Salamanca, se beneficiaría del fuerte descenso en voto de Cs.

 

Con un 20% de los sufragios, Ciudadanos logró amarrar con suficiencia un diputado el pasado mes de abril. Vox se quedó con 12% y 26.000 votos, pero la fuerte caída de los 'naranjas' le puede abrir la puerta al partido de ultraderecha, que rondaría el 15%, niveles suficientes para aspirar a un escaño. Dependerá del comportamiento del PSOE, que puede apelar al voto útil de la izquierda y aspirar al segundo escaño si convence al electorado de Unidas Podemos, que parte con 'cero' opciones en la circunscripción salmantina.

Noticias relacionadas