El Barcelona reacciona en la segunda mitad para doblegar al Valencia en un inmenso duelo

EL LÍDER, MEJOR EN EL PRIMER TIEMPO. El Barça tiró de remontada para llevarse el partido ante un Valencia que golpeó en la primera parte con un gol
EFE
Barcelona y Valencia disputaron un inmenso partido en el Camp Nou que ganaron los azulgranas gracias a una segunda parte en la que jugaron casi a la perfección, después de que el equipo de Unai Emery cuajase una sublime primera mitad.

En el primer tiempo, el Barça se encontró perdido en un partido en el que ni la pelota era suya ni tampoco las ocasiones. El Valencia le fue a buscar hasta la frontal del área, donde le negó los espacios y la oportunidad de trenzar claras salidas de la pelota. Ante esta situación, el Valencia controlaba el partido a su ritmo y el Barcelona se embotellaba. Fruto de ello fue que el Barça a los pocos minutos ya había perdido diez balones y la pelota la veía pasar sin controlarla. Adelante, Villa estaba perdido y Messi desaparecido.

El agobio valencianista llegó hasta colocar a cuatro jugadores (Soldado, Banega, Pablo y Albelda) cerca de la frontal del Barcelona. Una buena incursión de Mathieu en el 38 por la banda izquierda, tras recibir una balón de Banega, acabó con el premio del gol, tras conectar con acierto Pablo (0-1). Pero en la mejor acción del partido, tres minutos después, el Valencia desperdició una acción que era el 0-2, cuando Banega se deshizo de tres oponentes en la banda, sirvió a Soldado y éste dejó la pelota a Pablo, pero el goleador se topó con una granparada de Valdés.

En la primera acción de la segunda parte, el Barcelona empató (1-1) merced a un gran gol de Iniesta, que recibió un pase certero de Xavi. La pareja Messi-Alves conectó en el 60 para una acción espectacular en la que un remate de cabeza de Villa acabó con un paradón de César casi en la línea de gol, pocos minutos antes de que Unai Emery cambiase delantero por delantero (Aduriz por Roberto Soldado).

Más claro lo tuvo Villa cuando se quedó solo en un mano a mano con César y el meta valencianista le aguantó bien la acción y desbarató el gol azulgrana.

Fue Puyol quien, de cabeza, como en sus mejores acciones ofensivas, dio el triunfo al Barça (2-1) cuando mejor estaba jugando.