El Barça, sin Piqué ni Puyol se ampara en su poder goleador para levantar la eliminatoria

2-1 EN LA IDA. En Londres el equipo azulgrana se dejó marchar un 0-1. EL ARSENAL. Vuelve Cesc y Wegner incluye en la convocatoria a Van Persie
EFE
El FC Barcelona necesitará más que nunca del poder goleador de sus atacantes (Messi, Pedro y Villa) para darle la vuelta a los octavos de final de la Liga de Campeones contra el Arsenal, después del desfavorable 2-1 que cosechó en Londres, en una aciaga noche en la que llegó a controlar el partido y el marcador (0-1).

Mermados por importantes bajas, ambos equipos llegan a este crucial encuentro en el Camp Nou en lo alto de sus Ligas, pero sin evidenciar el gran momento que, en algunos instantes del campeonato, han atravesado. Líder indiscutible en la Liga, el Barça ha arrancado en las dos anteriores jornadas victorias por la mínima, sin exhibir su mejor juego. Tampoco se encuentra en un momento espléndido el Arsenal, que a pesar de las oportunidades que se le brindan en la Premier ha sido incapaz de lanzarse a por el liderato.

El Camp Nou espera el debut oficial del hijo pródigo, Cesc Fábregas, aunque si se produce será con la camiseta del Arsenal. Su alineación es en día una gran incógnita, que su entrenador Arsène Wenger ha ido alimentado en las últimas jornadas hasta asegurar que la titularidad del catalán es del 90%.

Lo que sí que está claro es que si juega o no Cesc no lo hará contra dos de sus amigos, Carles Puyol y Gerard Piqué, lesionado aún el primero y sancionado el segundo. Estas dos bajas en el eje de la zaga del conjunto azulgrana son el principal inconveniente para el Barça de Josep Guardiola quien, después de cinco días en el hospital, ha recibido el alta médica y estará con sus jugadores en el Camp Nou.

Para suplir la baja del eje titular, Guardiola dispone de tres jugadores, cuyas combinaciones más interesantes parecen las de Abidal-Milito o Abidal-Busquets. En la segunda opción, el centro del campo permitiría la incursión de Mascherano quien contra el Zaragoza realizó una buena actuación, especialmente en la contención. Al margen de esta preocupación en la defensa, el interés se centra en el ataque, ya que el Barcelona está obligado a marcar. Con un 1-0, resultado de sus dos últimos partidos, el Barça ya pasaría a cuartos, aunque en la entidad catalana se confía más en un encuentro como el del año pasado que en marcadores ajustados.

El recuerdo el año pasado
En la temporada anterior, Arsenal y Barça quedaron emparejados en cuartos, con un empate a dos tantos en Londres y un 4-1 en la vuelta, en la que Messi, autor de los cuatro tantos azulgranas, volvió a evidenciar su potencial cuando está inspirado.

Por parte del Arsenal, después de días con las dudas de qué jugadores podrán o no estar disponibles, Arsène Wegner sorprendió incluyendo en la convocatoria a Van Persie, aunque sí se quedó fuera Alex Song. Queda saber si, finalmente, Cesc Fàbregas, lesionado también el año pasado cuando fue baja en la vuelta, podrá disputar su primer partido en el Camp Nou. Quien sí que parece recuperado es Jack Wilshere.

El Arsenal, muy criticado por su perfil bajo en momentos determinantes, llega al Camp Nou tras el fracaso ante el Birmingham en la final de la Copa de la Liga el 28 de febrero y su empate sin goles el sábado en la Premier League.