El 'banco malo' pone en venta un pedacito de la Plaza Mayor y 45.000 metros edificables en Salamanca

La Sareb suma a las 200 propiedades en Salamanca unos 45.000 metros en suelo urbanizable para hacer chalets.

El denominado 'banco malo', la Sareb, tiene en venta importantes activos inmobiliarios en Salamanca, pero por encima de todos destaca la posibilidad de comprar una vivienda en la Plaza Mayor. Vivir en el monumento salmantino es algo al alcance de pocos, pero quien tenga a partir de 200.000 euros puede planteárselo; al menos, la Sareb le da esta oportunidad.

 

Los cuatro estudios de que dispone el 'banco malo' en la Plaza Mayor son la punta de lanza de la oferta inmobiliaria de Sareb en Salamanca, capital y provincia. Entre viviendas, suelo, parcelas rústicas, locales, oficinas, naves, garajes o trasteros suma 214 propiedades que gestiona, procedente de las operaciones atrapadas en la 'burbuja' inmobiliaria, y que gestiona con ayuda precisamente de cuatro entidades ligadas a bancos.

 

En Salamanca suma 54 viviendas, siete de ellas en la capital. Cuatro son estudios en la Plaza Mayor por entre 204.00 y 491.000 euros. Estos estudios son de lo poco que se puede encontrar a la venta en la Plaza Mayor de Salamanca en la actualidad. El resto de viviendas están repartidas por la capital y la provincia.

 

Además, Sareb ha lanzado una campaña de 543 parcelas repartidos por casi toda España para uso residencial, en las que se podrán construir viviendas unifamiliares. En total en Salamanca capital dispone de nueve que suman más de 45.000 metros cuadrados; todas son parcelas urbanizables con edificabilidad aprobada en algunos casos.

 

Los suelos disponibles se pueden consultar en la página web de Sareb, a través de la cual los interesados podrán contactar con Altamira, Haya Real Estate, Servihabitat y Solvia, los cuatro servicers en los que se apoya la sociedad para la venta de sus activos.

 

La Sareb fue creada en 2012 para asumir los activos tóxicos del 'ladrillo' generados por la crisis bancaria. Está participado por una treintena de sociedades, auque algo menos de la mitad de su accionariado sigue siendo del Estado. El compromiso de Sareb es proceder a la liquidación de los inmuebles y préstamos adquiridos antes de noviembre de 2027.