El Banco de España confirma la 'burbuja' del alquiler en Salamanca: 20% de subida en cinco años

Se alquila, alquiler, cartel, arrendamiento

Un estudio del Banco de España coloca a Salamanca en la zona media del incremento de precios de alquiler, pero es la capital más cara de Castilla y León.

Hasta un 20% de subida en solo cinco años. Esta es la 'carrera' que han completado los precios de la vivienda de alquiler en Salamanca, que no sufre las subidas de ciudades como Madrid o Barcelona, y tampoco las tensiones por el alquiler vacacional, pero que ha experimentado un importante incremento de precios que se nota en tarifas de récord, más dificultades para acceder a una vivienda y más desahucios por no poder pagar la renta.

 

Así lo señala en un artículo sobre la 'Evolución reciente del mercado del alquiler de vivienda en España', publicado este jueves por el organismo regulador, en el que concluye que el aumento de la demanda concentrada en determinados mercados, frente a una oferta de alquiler residencial "relativamente rígida" en el corto plazo explicaría el dinamismo de los precios de oferta del alquiler en las zonas con mayores aumentos (Madrid, Cataluña, Baleares y Canarias).

 

En el caso de Salamanca, según el estudio del banco regulador, el precio medio de la oferta de alquiler ha subido un 20% desde 2014. Está en la zona templada en la lista de las capitales de provincia, lejos de los siete municipios en los que el precio ha subido más de un 40% (Barcelona, Madrid, Málaga, Palma, Las Palmas, Valencia, Santa Cruz de Tenerife), pero bastante por delante de capitales cercanas como Burgos, Soria, Zamora o León.

 

El estudio está realizado con datos del portal especializado Idealista.com, dado que no existen datos oficiales: esta es una asignatura pendiente que el Gobierno debe resolver cuanto antes para tener estadísticas fiables, y también de cara a un futuro índice de referencia que utilizará datos del IRPF y el catastro y que puede servir para tomar medidas de control de los precios. 

 

Esos mismos datos de Idealista son los que confirman la existencia de una importante 'burbuja' del alquiler en Salamanca. Según los datos del portal, que usa el precio de las ofertas que publica (no el precio final alcanzado entre inquilino y casero), el mercado del alquiler en Salamanca y provincia ha tocado de nuevo precios máximos este mes de julioSalamanca es la provincia más cara para alquilar, y su capital también el municipio más caro. 

 

En concreto, el precio medio de la oferta de alquiler es de 7,3 euros por metro cuadrado en la provincia; una vivienda de 40 metros cuadrados costaría 365 euros al mes de renta. Está en máximos históricos, igualdando la cota alcanzada hace unos meses, después de una subida de precios del 4,4% en lo que va de año, un 5,3% solo en los tres últimos meses.

 

 

La capital más cara de Castilla y León

 

En cuanto a la capital salmantina, es el municipio de Castilla y León más caro para alquilar con una media de 7,6 euros por metro cuadrado, por encima de lo que cuesta un alquiler en Burgos o Valladolid capital. En Salamanca, alquilar un piso de 50 metros costaría 380 euros de media. La capital también ha repetido su máximo histórico alcanzado en mayo de este mismo año, en el mes anterior a este informe. Por orden de precios, el más caro es la zona centro con 8,7 euros/metro; está lejos de su máximo de 2011 (9,6 euros/metro) pero ha subido un 4,9% en lo que va de año. 

 

No obstante, en los últimos cinco años el precio del alquiler ha subido más en Valladolid, donde roza el 30% de incremento, Ávila y Segovia (ambas por encima del 25%), aunque en precio final Salamanca siga siendo la más cara.

 

Esta situación genera problemas, que están lejos de los que provoca el alquiler turístico, con un efecto todavía limitado en Salamanca, pero que sí generan complicaciones. La progresiva subida del alquiler ha complicado mucho el acceso a la vivienda: según los datos de 2018, se necesita el 53% de un salario para poder pagar una renta en la capital. Además, la dificultad para pagar una renta creciente ha derivado en el aumento de los desahucios por impago de alquiler: se produjeron 200 durante el año pasado y 50 entre enero y marzo de este año.