El Ayuntamiento ya ha pagado la operación para comprar el edificio de la remolachera por 800.000 euros

El edificio conocido como 'Casa del campo' que ha va a adquirir el Ayuntamiento de Salamanca.

El equipo de Gobierno ha dado prioridad a la compra de este edificio, que habrá que refomar: la operación costará casi tanto como haber hecho un edificio nuevo.

El equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Salamanca ha desgranado este viernes uno de los proyectos del plan Tormes+, la creación de 600 huertos urbanos dentro de una nueva gran zona verde en Salas Bajas. Es una de las ideas 'gancho' del plan para el río a su paso por la capital, pero la realidad es que el consistorio ha dado prioridad a otra iniciativa más prosaica. Se trata de la compra del edificio de la remolachera, una operación que está ya cerrada y pagada.

 

El proyecto de los huertos no empezará, como pronto, hasta el próximo verano. Quedan varias semanas para terminar el proyecto (no se ha presentado porque está "muy avanzado") y luego meses para adjudicar la obra. Pero con la compra del edificio y la nave de la remolachera no se ha querido esperar. La operación para comprar por 800.000 euros un edificio de oficinas y una nave industrial la desveló TRIBUNA el pasado mes de septiembre. El abono de la cantidad estaba ya apalabrado y, según se ha informado a los grupos de la oposición, ya se ha hecho efectiva con el pago a tocateja del precio de compra. Será solo la primera parte de la operación, ya que el Ayuntamiento sabe que tendrá que reformar el edificio de la remolachera para poder usarlo: el presupuesto para comprar y reformar, casi 1,3 millones, es sólo 100.000 euros más barato que hacer una sede nueva.

 

El edificio en cuestión es la denominada 'Casa del Campo', una construcción con más de 700 metros de oficinas y otros 600 de uso industrial sobre una parcela de 3.500 metros cuadrados en el número 135 de la avenida de Lasalle. El edificio, sede de algunas empresas y asociaciones, es propiedad de la cooperativa Remolachera Salmantina que hace tiempo que lo tenía a la venta por un precio en torno al millón de euros. 

 

Y, ¿qué uso se le va a dar a este edificio? Está destinado a ser el nuevo espacio multifuncional previsto en Tejares dentro de la estrategia Tormes+, que incluye la creación de un centro de emprendimiento, una especie de vivero o coworking para nuevas iniciativas empresariales y de empleo que apueste prioritariamente por la promoción de la Economía Verde, de los Ecosistemas y la Biodiversidad.

 

La operación ha tenido unos damnificados: empresas y trabajadores que tenían allí sus oficinas y que se han tenido que buscar nueva sede en tiempo récord. De hecho, la cooperativa remolachera, 'casero' del edificio hasta su venta, informó a los inquilinos que tenían que marcharse, lo que generó conflicto. El motivo es que el acuerdo incluía entregar el edificio vacío y sin alquilados.