El Ayuntamiento y Mañueco, citados el día 24 de enero para responder por el escándalo del Corona Sol

Vistas del controvertido hotel Corona Sol

Los vecinos logran llevar al juzgado la negativa del consistorio a cerrar el polémico edificio a pesar de que carece de manera firme de la licencia que permitió convertirlo en hotel. La vista, el día 24 de enero. Están denunciados el Ayuntamiento, el alcalde y García Carbayo.

El asunto del Corona Sol fue uno de los grandes olvidados del discurso de Fernández Mañueco en el debate sobre el estado de la ciudad. Ni una palabra para este asunto, igual que para otras cuestiones del 'debe' de la exitosa gestión que defiende el equipo de Gobierno. Y la única referencia que hizo el portavoz del PP fue para echar en cara a la oposición que no aceptara una modificación urbanística hecha a medida de la empresa promotora que legalizaba todo como está a cambio de nada. Sin embargo, hay quien no olvida esta turbio asunto. No lo hicieron los grupos de la oposición, y tampoco lo hacen los vecinos tras el muro, el colectivo que está logrando en los tribunales lo que el Ayuntamiento no le quiere reconocer.

 

El próximo capítulo es el juicio en el que los vecinos de Avemur denuncian al Ayuntamiento de Salamanca, con Fernández Mañueco a la cabeza, y al primer teniente de alcalde, Carlos García Carbayo. Los vecinos han anunciado que el día 24 de enero está fijada la vista del juicio de la demanda por haber rechazado la petición de los vecinos para que el consistorio cumpla la ley y las sentencias judiciales y proceda a cerrar el polémico hotel. La demanda data de agosto. Lo más previsible es que acudan los abogados de ambas partes, demandantes y denunciados.

 

Los vecinos apuntan a Alfonso Fernández Mañueco y el concejal Carlos García Carbayo como responsables últimos de que el hotel, que tiene anuladas las licencias de obra, ambiental, de primera utilización y de cambio de uso (esta última, de manera firme), siga abierto. Licencias sin las que el hotel carece de todo sustento legal para poder estar abierto al público a pesar de que las irregularidades en su construcción tienen difícil solución.

 

El detonante de esta denuncia es la resolución que el concejal García Carbayo tomó ante la petición reiterada de los vecinos, que se han dirigido hasta tres veces al Ayuntamiento para que haga cumplir las leyes y actúe ante la evidente falta de licencias del hotel. A pesar de ello, el pasado junio el concejal les respondía que no procedía suspender la actividad del hotel. Entre los argumentos que ha usado en el pleno municipal, que algunas de las sentencias están recurridas: la de cambio de uso, que permitió convertirlo en hotel, está anulada ya de manera firme.

 

Los vecinos piden que el Ayuntamiento aplique de una vez la ley y proceda a abrir expediente a la promotora del edificio y propietaria del negocio, y posteriormente a su cierre por la falta de licencias, ya que aunque la anulación está recurrida por la empresa propietaria, Palco3, ya hay sentencias a favor de los vecinos. Y, como reiteramos, ya existe una que es firme, la que permite el cambio de uso residencial a hotel y que impide que este establecimiento tenga sus puertas abiertas.