El Ayuntamiento valora como extraordinario el Carnaval, que dejó 140 toneladas de basura

Resaca. La ciudad se quita el disfraz carnavalesco y hace balance. A última hora de la mañana finalizó el desmontaje de los tablaos
MONDRIÁN / DAVID RODRÍGUEZ
Los cinco días de fiesta que ha vivido Ciudad Rodrigo desde el viernes al martes llegaron a su final, y es el momento de volver poco a poco a la rutina diaria. Aunque en el día de ayer numerosos establecimientos permanecieron cerrados y hubo un alto absentismo escolar (consentido). Para empezar, Miróbriga se quitó su disfraz carnavalesco. Durante toda la mañana, la Plaza Mayor fue un ir y venir constante para desmontar los tablaos, y retirar la arena del coso. Además, se retiraron aquellos elementos, como algunas agujas y barreras de la plaza, que complicaban la circulación de personas y vehículos. Y también se vaciaron la plazuela del Conde, parte de la plazuela del Buen Alcalde, y el paseo de al lado del parque de La Glorieta, donde se habían instalado puestos ambulantes. Muchos de éstos dejaron la ciudad en la noche del martes, que todavía vivió algo de fiesta, en especial de los que habían tenido que trabajar durante las noches anteriores: los camareros de los bares y pubs, que vivieron su particular Carnaval de una noche.

En el día de ayer se completó la retirada de la basura acumulada por la ciudad. Según los datos ofrecidos por la empresa Urbaser, en total se han recogido casi 140 toneladas, 17 más que el año anterior entre la basura de los contenedores, y la de la calle.

Pasada la fiesta, el día de ayer también fue el momento de hacer balance. Por parte del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, el balance que se hace es “extraordinariamente positivo” para la ciudad, según comentó el alcalde Javier Iglesias y el concejal de Festejos, Enrique Cencerrado. Esta consideración se realiza en base a varios factores: la calidad del ganado, el buen tiempo, la implicación de los mirobrigenses en su fiesta grande o el ambiente en calle. Desde el Consistorio se muestran muy satisfechos por el resultado del ganado que ha participado en todos los eventos taurinos “de calidad extrema”, según Cencerrado. Esos eventos han contado con una gran respuesta del público, incluso en los que habitualmente tienen menos expectación, como las novilladas del Bolsín. La lástima es la larga duración de algunos de ellos.

Según la Policía Local, este año se ha notado un “ligero incremento”, repunte del número de vehículos, autobuses, y público en general, lo que confirma la sensación generalizada de que en este Carnaval ha habido más público que en años anteriores. Especialmente se ha notado en las jornadas del lunes y martes, donde no ha habido el tradicional bajón de público de esos días. En ello colaboró el buen tiempo, ya que el cielo sólo estropeó la fiesta en la tarde del viernes.

Respecto a la seguridad, se considera que ha sido un Carnaval “tranquilo”, siendo una minoría y excepción, por ejemplo, los conatos de peleas. Además, el Ayuntamiento valora como “ejemplar” el comportamiento y participación de los mirobrigenses. Por todo ello desde el Consistorio se considera “bien gastado” el presupuesto del Carnaval.

Como todos los Miércoles de Ceniza, además de quemar la gargantilla de San Blas como marca la tradición, se otorgó el trofeo al toro más bravo del Carnaval. La comisión encargada de este galardón concedió el premio a Batanerito, uno de los animales de la ganadería de Barcial, que intervinieron durante el lunes de Carnaval.

La reunión estuvo integrada por miembros de varias peñas y agrupaciones, como las peñas José Ramón, El Encierro, El Caballo, Puerta del Desencierro, La Divisa, UMO, Marino, y el Bolsín Taurino.