El Ayuntamiento "trató de ocultar" que Santher estaba dispuesta a terminar sin coste el parque de Garrido

Estado de las obras del parking y parque de Garrido. Foto: De la Peña

Ganemos considera un triunfo que el Ayuntamiento se ahorre "600.000 euros que el alcalde quería entregar a no se sabe quién".

"Teníamos razón desde el principio cuando decíamos que el alcalde quería tirar por la ventana y darle a alguien 600.000 euros". Así se ha manifestado el concejal de Ganemos, Gabriel Risco, sobre la cuestión del parque de Garrido, un tema en el que su grupo municipal ha conseguido torcer la voluntad del alcalde de gastar 600.000 euros adicionales en un proyecto que estaba previsto iba a ser sin coste para el Ayuntamiento.

 

La cuestión ha terminado esta semana cuando el equipo de Gobierno ha tenido que asumir lo que Ganemos ya había dicho: que la empresa concesionaria del parking, Santher, estaba dispuesta a asumir la obra del parque, tal y como se había comprometido desde el principio de la obra hace más de dos años. El día 28 de septiembre TRIBUNA ya publicaba que la empresa había hecho llegar al consistorio una alegación a la decisión municipal de quitarle esta obra. La existencia de esta alegación fue desvelada por Risco y confirmada días después, el 17 de octubre, cuando la propia empresa hizo llegar a la comisión de Fomento un escrito certificando su compromiso.

 

Risco ha acusado al equipo de Gobierno del PP de tratar de ocultar que la empresa concesionaria del parking de Garrido se había comprometido a terminar el parque como prometió: sin coste para las arcas municipales; de hecho, intentó en varias ocasiones que no saliera a la luz la alegación en la que Santher confirmaba que hacía el parque sin coste. "Por fin el PP tiene que reconocer que el parque, con el nuevo proyecto aprobado por decreto sin contar con nadie, se puede hacer sin coste para la ciudad", ha dicho.

 

Durante muchas semanas el equipo de Gobierno de Fernández Mañueco se empeñó en quitarle la obra a esta empresa bajo el pretexto de que era la única manera de asegurar que se terminaba a tiempo... a pesar de que llevaba más de un año de retraso por un problema con un trasnformador, ajeno a la constructora según el propio ayuntamiento. De hecho, el día 6 de octubre se dio por zanjado el asunto, dictaminado en una comisión, y se dio a entender que el cambio de proyecto se aprobaría por vía de decreto: 600.000 euros de sobrecoste a pesar de la oposición clara de PSOE y Ganemos. "Nos ahorramos 600.000 euros que el alcalde quería entregar a no se sabe quien", ha dicho Risco.

Noticias relacionadas