El Ayuntamiento tendrá que volver a reclamar 1,3 millones por el 'caso piscinas' por dejarse pasar los plazos
Cyl dots mini

El Ayuntamiento tendrá que volver a reclamar 1,3 millones por el 'caso piscinas' por dejarse pasar los plazos

Carlos García Carbayo, concejal de urbanismo, acompaña al alcalde, Alfonso Fernández Mañueco. Foto: De la Peña

El gobierno de Mañueco lleva por urgencia al último pleno antes de las vacaciones reiniciar el expediente para reclamar esta cantidad tras caducar el primero que se abrió hace tres años.

El Ayuntamiento de Salamanca tendrá que volver a reclamar a la anterior concesionaria del servicio de piscinas la cantidad de casi 1,3 millones de euros, el resultado del denominado 'caso piscinas', el escándalo por el que la empresa gestora dejó de mantener las piscinas y las entregó con graves deficiencias. Esta nueva reclamación llega tres años después de conocerse el escándalo, que estalló en junio de 2015, y de ordenar el pleno que se reclamara la cantidad de 1.221.000 euros, algo que se aprobó en septiembre de 2015. Ahora se tiene que volver a aprobar y se ha hecho de urgencia y en el último pleno antes de las vacaciones. Los grupos municipales han votado a favor de repetir esta reclamación, la única manera de recuperar el dinero, pero no sin importantes críticas.

 

El asunto arranca tras conocerse el mal estado en el que Eulen, concesionaria hasta finales de 2015, dejó las piscinas municipales. Por contrato tenía que mantener las instalaciones, pero no lo hizo, y los técnicos municipales constataron que había graves deterioros por ello en todas las piscinas municipales. El 'agujero' es de cerca de 7 millones de euros, aunque al final el equipo de Gobierno rebajó la factura que había que reclamara a la empresa a 1,3 millones.

 

Sin embargo, el expediente para reclamar esta cantidad se demoró un año cuando debía haberse resuelto en tres meses, cosa que aprovechó la empresa que oponerse a la reclamación, algo en lo que los juzgados le dieron la razón. En corregir esta situación se ha tardado meses, hasta que el pasado día 9 de julio la resolución judicial fue definitiva y el día 20 de julio, hace una semana, se decidió traer a pleno el reinicio del expediente de reclamación.

 

El concejal de Ganemos, Gabriel Risco, ha calificado estos tres años como "tregua" del equipo de Gobierno de Fernández Mañueco a Eulen y, tras reconocer posteriormente el primer teniente de alcalde que había caducado el proceso, le ha pedido asumir algún tipo de responsabilidad. "Diga algo sobre lo que va a hacer, ¿o esto son cosas que ocurren?".

 

"¿Se imaginan lo que nos hubieran achacado de haber estado nosotros en el gobierno? Despilfarro, ineficacia... Presumen de buena gestión, pero es lo que nos traen hoy: fallaron al vigilar el contrato y ahora se les caduca la reclamación", ha dicho el concejeal socialista Arturo Ferreras, que ha sido claro y tajante. Ferreras ha afeado a García Carbayo que se haya dejado pasar unos plazos que debe conocer.

 

El concejal Carlos García Carbayo ha asegurado que "no van a dar tregua" a la empresa en la reclamación a pesar de que han pasado casi tres años desde que el pleno obligó al equipo de Gobierno a reclamar esos 1,3 millones de euros, tiempo en el que se demoró hasta un año el expediente de reclamación, lo que propició que Eulen pudiera reclamar, y ganar, anulando este expediente. "Caducó porque efectivamente transcurrió el plazo máximo de tres meses", ha reconocido el concejal, que ha negado no obstante que los servicios municipales hubieran estado inactivos porque han sido cuatro los informes de los servicios técnicos evacuados sobre este asunto.

Noticias relacionadas