El Ayuntamiento tendrá que pasar el nuevo parque de Garrido por comisión tras las quejas de la oposición

La denominada fuente lúdica del parque de Garrido, en el proyecto de octubre de 2014.

La oposición afea al PP en el Ayuntamiento de Salamanca que haya anunciado el proyecto sin informar en comisión y esperan conocerlo en detalle. Dudas sobre la decisión porque la empresa ofreció pagar su coste y ahora se dispara hasta 1,5 millones.

Las quejas de los tres grupos de la oposición han llevado al equipo de Gobierno a reconocer que tendrá que pasar por comisión para que se apruebe el proyecto por los trámites habituales. Eso será si logra sortear los reparos que ha suscitado un proyecto que es, virtualmente, idéntico al que presentó en octubre de 2014, pero con una gran diferencia: el coste.

 

Como ya informó TRIBUNA hace unos días tras la presentación, las características del nuevo proyecto para el parque de la plaza de Garrido son prácticamente las mismas que se ofrecieron hace casi año y medio. Las diferencias fundamentales, que tiene 26 árboles más, una pista polideportiva y más zonas verdes, y que se cambia de sitio la fuente lúdica que ya estaba en los planos y documentación del proyecto de 2014; a cambio, su coste aumenta de manera considerable.

 

Según los datos del proyecto, la empresa lo valora en 643.000 euros, lo que junto a la ejecución material, IVA y contratación eleva su coste total a los 875.000 euros previstos. La obra la ofreció Santher, empresa concesionaria de la obra del parking subterráneo bajo la plaza de Garrido, como añadido al canon de menos de medio millón que ha pagado por aprovechar el subsuelo; en la concesión se obligaba a hacer todas las obras de la superficie además del parking. Sin embargo, ahora el Ayuntamiento dice que el parque en su nueva configuración va a costar 1,5 millones de euros, un sobrecoste de más de 600.000 euros. Corresponde con lo que el Ayuntamiento ha dicho que va a aportar, 612.000 euros, cuando originalmente lo iba a pagar la empresa.

 

A los grupos de la oposición no les encaja el cambio y han pedido explicaciones y que, al menos, el proyecto pase por comisión de contratación para que los grupos de la oposición conozcan sus detalles. Ha habido quejas por el hecho de que el alcalde haya presentado el proyecto antes de llevarlo a comisión y por el sobrecoste que va a suponer. El concejal del área, Carlos García Carbayo, ha aludido al hecho de que se han introducido cambios tras un proceso de participación ciudadana, pero la oposición ha replicado que eso no puede sustituir a la información a los grupos y su paso por los órganos de decisión.