El Ayuntamiento tendrá que pagar más de 4.000 euros por poner una valla publicitaria en un solar privado

Valla publicitaria en la avenida de Juan Pablo II en Salamanca.

La valla se puso como si de un solar municipal se tratara, pero el propietario se apercibió de la situación y ha reclamado. Se incluyó en el contrato de explotación de vallas publicitarias desde 2011.

El Ayuntamiento de Salamanca tendrá que pagar más de 4.200 euros por haber tenido una valla publicitaria durante años en un solar de propiedad privada. Así se ha evidenciado esta mañana en la comisión informativa de Hacienda, en la que se ha analizado la reclamación puesta por el propietario del solar, que reclama esta cantidad por la explotación que ha hecho el consistorio durante años.

 

El error del consistorio es importante y tiene que ver con el descontrol de los solares municipales. Según se ha sabido, el Ayuntamiento incluyó en el contrato de explotación de vallas publicitarias una que estaba puesta en un solar privado. Allí se instaló un panel de grandes dimensiones como si de una propiedad municipal se tratara. Valla publicitaria que posteriormente incluyó en el contrato de explotación, mantenimiento y reposición de carteleras de gran formato y cuyo canon de adjudicación en su día ascendió a la cantidad de 154.000 euros.

 

La instalación de la valla publicitaria en una finca privada situada en la Avenida Juan Pablo II de la capital salmantina se realizó en el año 2011, sin que el equipo de gobierno municipal haya sido capaz de justificar su montaje ni la presentación de autorización alguna por parte del propietario, reconociendo hoy, en la comisión de Hacienda, que dicha instalación se realizó bajo la creencia que el solar era propiedad municipal, una apreciación errónea.

 

Esta negligencia, reconocida por el propio concejal de Hacienda y Régimen Interior del Consistorio, Fernando Rodríguez, autor de la resolución que adjudicó el contrato de explotación de vallas publicitarias entre las que se incluía la instalada en un emplazamiento no propiedad del Ayuntamiento, supuso la cesión por tanto de un terreno privativo sin autorización por el legítimo titular del suelo,  contraviniendo además de la ley, las disposiciones estipuladas en el Pliego de condiciones de dicho contrato de adjudicación.

 

 

DENUNCIA DEL PSOE

 

Esta actuación ha provocado unos daños y perjuicios al propietario de la finca, que no ha podido utilizar dicho terreno a otros fines, e incluso, le ha impedido atender las ofertas de compra que ha tenido y que no han podido materializarse por la instalación indebida de la valla publicitaria por parte del Ayuntamiento, y además, le ha imposibilitado para percibir la remuneración que paga la empresa  que explota la vallas y que sí ha recibido el Consistorio.

 

Esta nueva incompetencia del equipo de gobierno municipal encabezado por Mañueco puede suponer que el Ayuntamiento tenga que pagar una indemnización de 4.237,53 euros, cantidad que es la que reclama el propietario de la finca por daños y perjuicios acusando al Consistorio de enriquecimiento injusto, y que tendrá que salir de las arcas municipales o del bolsillo de todos los ciudadanos.

 

En este sentido, el Grupo Municipal Socialista recuerda que esta negligencia es consecuencia de la ineficacia y la desidia con la que el señor Mañueco, y lo sucesivos equipos de gobierno del PP, han gestionado la ciudad, que llevan más de veinte años sin actualizar el inventario municipal tal y como han venido reclamado durante las últimas legislatura los concejales socialistas, incumpliendo sistemáticamente la ley, que obliga a verificar su rectificación cada año y a su comprobación en cada cambio de Corporación, y que está impidiendo que el Ayuntamiento conozca los bienes de su propiedad que tiene que administrar y, por tanto, que se produzcan negligencias como la de instalar y explotar una valla publicitaria en un solar del que no tiene la titularidad