El Ayuntamiento sigue su caza al 'botellón', pero permite publicidad de bebidas alcohólicas en la ciudad

Publicidad de una marca de bebidas alcohólicas en el paseo de la Estación (Foto: Chema Díez)

La Policía Local de Salamanca continúa con su persecución a todos aquéllos que beben en la vía pública, con sanciones de 150 euros, pero el Ayuntamiento permite la colocación de vallas publicitarias para la promoción de bebidas alcohólicas.

Permitir para poder multar o lo que se conoce como doble moral. Eso es lo que sigue llevando a cabo el ayuntamiento de Salamanca en el apartado de la permisividad de la promoción de las bebidas alcohólicas y su lucha contra el 'botellón'.

 

En resumen, mientras el propio consistorio permite la publicidad de marcas de bebidas alcohólicas en las vallas publicitarias ejerce una gran lucha contra el consumo de este tipo de producto en la vía pública.

 

Y es que, la Policía Local de Salamanca ha impuesto ya cientos de multas en el último año en diferentes zonas de la capital, a las que hay que sumar 12 nuevas que han aparecido publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

 

En concreto, las últimas sanciones, con 150 euros de multa, han tenido lugar en la Plaza de la Merced, la Ronda de Sancti Spiritus, la calle Parque, calle Peñuelas de San Blas, Gran Vía, Plaza San Cristóbal, Rúa Mayor y la calle Sancti Spiritus en los meses de septiembre y octubre.

 

Mientras tanto, la valla publicitaria del paseo de la estación de la capital ha exhibido un cartel que promociona el consumo de bebidas alcohólicas de una conocida marca. No en vano, a este respecto, ¿qué dice la ley al respecto? La Ordenanza del Ayuntamiento de Salamanca reza lo siguiente:

 

Artículo 6: PROHIBICIONES RELACIONADAS CON LA PUBLICIDAD Y PROMOCION DE

BEBIDAS ALCOHOLICAS.

 

1.- Se prohíbe realizar cualquier forma escrita, gráfica, oral, visual o alegórica, directa o indirecta, de publicidad de bebidas alcohólicas, en:

 

a) Los centros y dependencias de las Administraciones públicas y otros entes públicos.

 

b) Los centros sanitarios, sociosanitarios y de servicios sociales.

 

c) Los centros docentes y formativos, independientemente de la edad del alumnado y del tipo de enseñanza.

 

d) Los centros destinados mayoritariamente a un público menor de 18 años.

 

e) Las instalaciones y recintos deportivos, cuando se celebren en ellos competiciones o acontecimientos deportivos, o actividades destinadas fundamentalmente a menores de 18 años.

 

f) Los espectáculos cinematográficos recomendados para todos los públicos o para menores de 18 años.

 

g) Los espectáculos teatrales, musicales, culturales y de otro tipo dirigidos fundamentalmente a menores de 18 años.

 

h) El interior y el exterior de los medios de transporte público, incluidas las estaciones de autobuses urbanos e interurbanos y sus paradas intermedias, las estaciones de ferrocarril y los aeropuertos, excepto sus zonas internacionales.

 

i) Las vías, zonas y espacios públicos que se encuentren a una distancia lineal inferior a cien metros de la entrada de los centros educativos a los que acudan menores de edad, o en lugares que sean ostensiblemente visibles desde los mismos.

 

Publicidad de una marca de bebida alcohólica en una de las entradas de Salamanca

 

2.- Se prohíbe cualquier tipo de anuncio o publicidad que induzca o fomente el consumo de bebidas alcohólicas de cualquier graduación, considerándose como tales aquellos que establezcan ofertas promocionales, precios decrecientes al aumentar los consumos, gratuidad total o parcial del consumo de alcohol en cualquiera de sus formas, regalos por consumo, degustaciones gratuitas y otras iniciativas similares que hagan más atractivas las bebidas alcohólicas con el consiguiente riesgo de estimular un consumo inmoderado de las mismas.

 

3.- Las actividades de promoción de bebidas alcohólicas en ferias, certámenes, exposiciones y actividades similares se situarán en espacios diferenciados cuando tengan lugar dentro de otras manifestaciones públicas. En tales actividades no estará permitido ni el ofrecimiento ni la degustación gratuita de bebidas alcohólicas de cualquier graduación a menores de 18 años. Tampoco estará permitido el acceso a tales recintos de menores de 18 años que no vayan acompañados de personas mayores de edad.