El Ayuntamiento se lía con un contrato y se arriesga a dejar 'aislado' el nuevo Hospital
Cyl dots mini

El Ayuntamiento se lía con un contrato y se arriesga a dejar 'aislado' el nuevo Hospital

El nuevo acceso al Hospital se hará por un vial entre el edificio y el río Tormes.

Situación surrealista con el contrato del vial: la empresa intenta empezar la obra, pero ya nadie en el consistorio confía en que pueda llevarla a cabo. Si se retrasa, compromete la puesta en servicio real del Hospital.

El contrato del vial de acceso al nuevo Hospital amenaza con ser el gran problema de la gestión municipal para lo que queda de legislatura. De hecho, a estas alturas ya va a serlo de lo que queda de ejercicio y del comienzo del próximo porque, con el calendario en la mano, lo va a heredar el alcalde que salga de las elecciones de mayo de 2019. El asunto es conocido, pero se ha complicado todavía más a raíz del ultimátum acordado en el pleno.

 

El día 19 de octubre, el equipo de Gobierno del PP metía en el pleno extraordinario de ordenanzas fiscales un asunto de urgencia, el de la obra del vial. Una semana atrás Ganemos sacaba a la luz que la obra del vial de acceso al nuevo Hospital, un contrato de 4,4 millones de euros, no había empezadoUn retraso peligroso porque sin vial no se puede pensar en abrir el nuevo centro hospitalario al 100%... y no arriesgarse a un colapso total. Se decidía dar un ultimátum a la empresa: cinco días para empezar. Lo pidió el concejal García Carbayo y, no sin críticas por haber ocultado información, salió adelante. Los cinco días se cumplieron el pasado viernes y sólo había dos opciones: o se iniciaba la obra o se rompía el contrato. Pero se ha complicado más.

 

Según las fuentes consultadas por este medio, ha habido respuesta de la empresa. Se produjo el viernes a última hora y consistía justo en lo que se le pedía: un programa de obra y una fecha de inicio. La empresa tenía planificación y añadía que quería empezar a trabajar este lunes. Al menos, esa era su intención, porque según las fuentes consultadas lo han intentado. TRIBUNA sí ha podido comprobar movimiento sobre el terreno en una visita en la tarde de este lunes. Este martes el concejal del área, Carlos García Carbayo, dará más explicaciones a los grupos municipales en la comisión informativa municipal.

 

Sin embargo, a estas alturas ya nadie se fía de que la empresa pueda cumplir con el encargo en tiempo y forma. Ya lleva casi cuatro meses de retraso, lo que llevaría la obra a octubre de 2019, cuando el hospital se pondrá progresivamente en servicio desde finales de 2018. El hecho de que pidiera 700.000 euros más sin siquiera haber empezado las obras no ayuda a despejar las dudas sobre su solvencia.

 

Ahora toca decidir, y seguramente García Carbayo va a poner en esta tesitura a los grupos de la oposición. Hay que decidir si se pueden dar por buenos los movimientos de la empresa, respetar el contrato y esperar acontecimientos, mientras sigue pasando el tiempo; o rechazar los intentos de la concesionaria, resolver el contrato (por las buenas o por las malas) y buscar una nueva constructora.

Noticias relacionadas