El Ayuntamiento recurre la nulidad del contrato del bus y da una 'patada a seguir' al conflicto

El equipo de Gobierno plantea recurrir la setencia que anula el contrato, lo que posterga la solución a la legalidad de conceder este millonario servicio.

El Ayuntamiento de Salamanca interpondrá un recurso contencioso-administrativo por la resolución del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León (TARCCYL) sobre la contratación del servicio de autobús urbano. Así lo ha recomendado el servicio jurídico, lo que supone que la nulidad de los pliegos para adjudicar el millonario contrato del bus (144 millones en 12 años) seguirá en el aire durante mucho tiempo, hasta dos años según algunas estimaciones, que es lo que puede tardar el recurso. El contrato del bus urbano fue anulado a finales de septiembre tras una reclamación meses atrás de la empresa Globalia.

 

La decisión supone una 'patada a seguir' a un conflicto que demorará su solución durante un largo período. Eso, a pesar de las dudas de PSOE, Ganemos e incluso Ciudadanos sobre la 'limpieza' de los pliegos con los que se concedió el contrato. Todos consideran que los requisitos exigidos en su día por el Ayuntamiento para adjudicar el contrato a la misma empresa que lo había tenido durante 30 años estaban planteados para limitar la concurrencia; de hecho, sólo se presentó la empresa que lo tenía, Salamanca de Transportes.

 

Al decantarse por recurrir la decisión, el equipo de Gobierno pospone la solución cerca de dos años, lo que permitiría 'hacer correr' el millonario contrato del bus, firmado a razón de 12 millones al año de valor y una subvención muncipal de seis millones anuales. Cuanta mayor sea la parte del contrato que se haya pagado con el paso de los años, menores serían las previsibles indemnizaciones que pediría la empresa adjudicataria si finalmente se anulara la licitación y se le quitara el contrato para volver a concursarlo.

 

Según el punto de vista del equipo de Gobierno, la resolución confirma que los pliegos que rigieron la licitación del contrato fueron correctos y ajustados a derecho, al desestimar todas las alegaciones de la empresa recurrente, considerando que los criterios de solvencia, de adjudicación y la duración del contrato son los correctos. Sin embargo, la resolución dice textualmente que estima "el recurso especial en materia de contratación interpuesto por Recurso por Globalia Autocares, S.A. contra el anuncio de licitación y los pliegos que rigen la contratación del servicio público de
transporte urbano de viajeros por autobús"
.

 

Según el consistorio, la sentencia únicamente alude a una cuestión formal, relativa a que se debió publicar un anuncio en el Diario Oficial de la Unión Europea un año antes de la licitación, cosa que no se hizo; el consistorio recurrirá porque no se le permitió pronunciarse sobre este asunto.