El Ayuntamiento quitará las terrazas de la Plaza Mayor en los conciertos de los dos fines de semana de Ferias

Los hosteleros tendrán que retirar sillas y mesas antes de los conciertos principales, que este año tocan dos fines de semana.

El Ayuntamiento de Salamanca obligará a los establecimientos de la Plaza Mayor a retirar las terrazas durante los conciertos de los dos fines de semana que abarca este año el programa de Ferias y Fiestas. Así se lo ha empezado a comunicar el consistorio a los afectados, tal y como han confirmado a TRIBUNA varios de los afectados. De este modo, se amplía la medida ya tomada el año pasado de retirar sillas y mesas mientras se celebran los conciertos principales.

 

Los hosteleros que tienen concedidas sus licencias de terraza en la Plaza Mayor han mostrado su descontento y resignación por esta decisión. Los consultados por este medio aseguran que respetarán lo que digan la Junta de Seguridad Local, y asumen que tengan que quitar el mobiliario para los conciertos en los que se espere una mayor afluencia como el de Raphael, aunque no entienden que la medida se prolongue al segundo fin de semana.

 

Así, las terrazas que tienen licencia en la Plaza Mayor tendrá que retirar el mobiliario antes del inicio de los conciertos; el año pasado lo hicieron a partir de las 21.00 horas y no pudieron volver a montarlas hasta la mañana siguiente. La medida afectará con toda seguridad a los conciertos del sábado día 8 de septiembre (Raphael) y domingo 9 de septiembre (La MODA), y podría sumarse el viernes día 7 de septiembre por ser el primer día de Fiestas y coincidir con los fuegos artificiales. El segundo fin de semana, habrá que quitarlas con toda seguridad el viernes, 14 de septiembre (Brian Cross) y el sábado, 15 de septiembre, para el concierto de cierre (Morat). 

 

La decisión se ha fundamentando en las medidas de seguridad y control de aforos que ya empezaron a tomarse el año pasado, cuando ya se retiraron sillas y mesas para los conciertos con más asistencia, los de los días 7, 8 y 9 de septiembre de 2017. El PSOE fue el primer partido que, en 2016, pidió reforzar las medidas de seguridad tras el llenazo de un concierto de Alaska que obligó a limitar el acceso a la plaza y dejar fuera a muchos espectadores. Ganemos ha pedido este año que se retiren las terrazas durante todos los conciertos.

 

El primer 'experimento' fue un concierto de DJ Luciano, que costó 35.000 euros, y que programó la fundación municipal de cultura que comanda el concejal Julio López Revuelta como previo de Ferias en 2014. Entonces ya se decidió retirar sillas y mesas de las terrazas.