El Ayuntamiento propone construir nuevos equipamientos sociales para compensar la situación de El Corte Inglés

Calle Víctimas del Terrorismo, abierta como parte de la implantación de El Corte Inglés.

El alcalde propone construir en el solar de la calle Víctimas del Terrorismo como solución al embrollo del centro comercial, y asume que crear nuevos equipamientos públicos sería una solución, con lo que admite compensaciones.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha propuesto a los grupos municipales en la Junta de Portavoces aumentar los equipamientos públicos en el sector urbanístico del antiguo cuartel Julián Sánchez El Charro con el fin de avanzar en la búsqueda de una solución definitiva para el sector donde se ubica El Corte Inglés. El objetivo de esta propuesta es mejorar la calidad de la ordenación urbanística del sector, posibilitando la construcción de nuevas dotaciones públicas susceptibles de prestar a los ciudadanos servicios de interés general, que se ubicarían en el solar sin construir que está en la calle Víctimas del Terrorismo. 

 

Esta es la propuesta que, según una nota de prensa municipal, ha transmitido el equipo de Gobierno a los grupos de la oposición como salida a la situación de El Corte Inglés, que tiene anulados su planteamiento y licencias desde enero de este año. La propuesta supone aprovechar este solar en el que todavía no se ha proyectado nada para hacer nuevos equipamientos públicos, lo que pasa por instalaciones deportivas o municipales; habrá que ver quién corre con ese gasto o si se propone a la empresa que se haga cargo de ejecutar lo que se decida a modo de compensación.

 

El equipo de Gobierno ha anunciado que continuará buscando una solución urbanística definitiva para solventar un procedimiento pendiente desde hace casi diez años, cuando los juzgados dictaron las primeras resoluciones en contra a las que, hasta ahora, se ha hecho caso omiso.

 

Además, el consistorio confirma que Fernández Mañueco ha renunciado a seguir adelante con la modificación del Plan General de Ordenación Urbana que está actualmente en tramitación y que fue aprobada inicialmente en diciembre de 2014. Esta es la principal concesión que ha hecho el alcalde a los grupos de la oposición, y era lo que le pedían para empezar a hablar. El concejal Fernando Rodríguez, que estuvo en el equipo que diseñó la cobertura urbanística para el centro comercial, había insistido en que se partiera de esta modificación puntual, que insistía en algo que los juzgados han 'tumbado': se pretendía definir el sector como suelo consolidado. La oposiciòn pide partir de suelo no consolidado, lo que dará pie al recálculo de aprovechamientos.