El Ayuntamiento paga 334.000 euros para retener seis de los coches expuestos en el Museo de Automoción

El Museo de Automoción entre los lugares de visita (Fotos: De la Peña)

El PSOE y Ganemos piden un debate sobre la idoneidad de mantener el apoyo, con más de 220.000 euros al año, a este museo, que el PP no pone en duda: la compra se ha hecho sólo con sus votos a favor para preservar la unidad de la colección.

El Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado el gasto de 334.000 euros en la compra de seis vehículos históricos que forman parte de la colección del Museo de Historia de la Automoción de Salamanca, y que están expuestos allí, pero que no forman parte de la cesión a su fundación, sino que la familia se reservó para su propiedad. La decisión se ha aprobado con los únicos votos a favor del PP, el voto en contra de Ganemos y la abstención de PSOE y C's.

 

La operación se ha precipitado tras el fallecimiento a comienzos de año del impulsor del museo, Demetrio Gómez Planche, y tras proponer sus herederos a la fundación creada por la familia y el Ayuntamiento en 2001 que iban a vender estos vehículos. La operación es posible porque estaban en comodato, cedidos gratuitamente, pero no formaban parte de la donación a la fundación. Sus propietarios presentaron, por un lado, una oferta de 250.000 euros por parte de una empresa especialista en coches clásicos por un Pegaso Z102 y un Mercedes de 1938, dos de las mejores piezas de la colección. El Ayuntamiento ha decidido ejercer su derecho de retracto e igualar la oferta. Y por otro la familia también quería vender otros cuatro coches y le presentó una propuesta al consistorio a la que, tras proceder a una tasación independiente, ha derivado una oferta de 84.000 euros.

 

El concejal de Ganemos, Gabriel Risco, ha criticado que la compra de estos vehículos que ya forman parte de la colección desvirtúa el objetivo de la Fundación Gómez Planche, que se constituyó con la donación de la colección del fundador, pero de la que ahora hay que comprar coches que quedaron fuera de la donación a pesar de estar expuestos, y que son propiedad de los hijos del fundador, que ahora los venden. Risco ha comparado la aportación que el ayuntamiento hace a este museo con la de la Casa Lis, casi idéntica (casi 200.000 euros a cada uno) y las visitas.

 

"Más de 300.000 euros para adquisición de vehículos parecen muchos recursos cuando puede haber otras necesidades", ha asegurado José Luis Mateos, portavoz del PSOE, y ha planteado que "lo que subyace es debatir si hay que mantener la gestión del Museo de Historia de la Automoción" y pide "una decisión sobre el atractivo del museo" que "si a día de hoy no lo consideramos atractivo, sin coches lo sería menos". "Estamos dispuestos a valorar la idoneidad de mantener el Museo de Historia de Automoción con fondos municipales", ha culminado Mateos.

 

El concejal de Hacienda y Régimen Interior, Fernando Rodríguez, ha señalado que "efectivamente, lo que hay que analizar es si desde este Ayuntamiento se quiere apoyar o no al museo, si queremos seguir apostando por el Museo de Automoción o no, porque si se quiere seguir apostando hay que adquirir estos vehículos", ha dicho. Rodríguez ha valorado que es importante "valorar la unidad del fondo original" con los vehículos que son base de la colección permanente y ha apostado por seguir apoyándolo.

 

En su segundo turno, Risco ha criticado que no se trae al pleno el debate sobre la continuidad del apoyo municipal al museo, sino la operación para comprar los vehículos. "Retire la modificación de crédito y traiga el debate, el resto es hacer trampa", ha dicho Risco, al que Rodríguez ha respondido que ese debate ya se produjo en su día y le ha dado la vuelta: "¿Quieren ustedes que retiremos el apoyo al Museo de Historia de Automoción? Propongan ustedes el debate. Tenga la valentía de proponerlo en el patronato de la fundación, donde no le he escuchado nada".

Noticias relacionadas