El Ayuntamiento paga 152.000 euros 'extra' a Aceinsa para ejecutar el plan de ahorro energético

Operarios de Aceinsa trabajan en elementos del alumbrado público.

La mesa de contratación ha aprobado el pago de más de 150.000 euros para el cambio de equipos y lámparas por otras que consuman menos electricidad. Es un ingreso adicional y fuera del contrato de 12 millones que obtuvo, con importantes bajas económicas, para el mantenimiento del alumbrado público.

El Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado el pago de 152.291,18 euros a la empresa Aceinsa para que ejecute el cambio de equipos y lámparas del alumbrado público de la ciudad dentro del plan para reducir el consumo y el coste del suministro eléctrico. El encargo supone un pago a mayores para esta empresa, que se adjudicó el contrato de mantenimiento y mejora del alumbrado público de Salamanca hace algo más de año y medio ofertando importantes bajas sobre el presupuesto de licitación. Un contrato que se otorgó en contra de lo decidido en la mesa de contratación y merced a la mayoría del PP, adjudicación que fue recurrida por la empresa que había sido concesionaria del contrato.

 

El acuerdo se tomó el pasado día 20 de febrero en la comisión de Contratación del Ayuntamiento de Salamanca, donde se acordó adjudicar a esta empresa trabajos para el cambio de equipos y lámparas por otras de menor potencia. Esta decisión se enmarca en el plan para reducir el consumo eléctrico y el coste de la 'factura' que paga el Ayuntamiento por el alumbrado, elaborado por los técnicos, y que implica el cambio paulatino de instalaciones y bombillas por otras que, según el equipo de Gobierno, permiten ahorrar 96.000 euros al año en consumo.

 

El pago de esta cantidad es un ingreso a mayores para esta empresa, al margen de lo que el Ayuntamiento ya le abona como concesionaria del contrato de Mantenimiento y Mejora de las Instalaciones de Alumbrado Público. Esta concesión supera los 12 millones de euros por cuatro años, más dos de prórroga, y es una de las más cuantiosas de las que ha adjudicado el Ayuntamiento. En su día, ofreció una serie de mejoras por valor de 3,6 millones de euros, entre las que se incluían trabajos de mejora o modificación del alumbrado. Estas mejoras al pliego de condiciones serían obligatorias y gratuitas para el Ayuntamiento, pero no así la aplicación del plan municipal de ahorro energético.

 

La cantidad aprobada, esos algo más de 152.000 euros, se puede ampliar hasta los 192.000 euros este año para aplicar este plan de ahorro en el consumo eléctrico que genera la iluminación pública, un plan que tiene previstas varias anualidades.

 

La adjudicación del contrato del alumbrado público vino acompañada en su día de polémica porque fue recurrida por Etralux, la empresa que tenía el contrato antes de que se lo adjudicara Aceinsa, y porque se produjo en circunstancias particulares. A pesar de que la primera obtuvo mejor puntuación en la valoración técnica y de que Aceinsa ofrecía bajas que, según un informe técnico, llevarían a asumir pérdidas en el contrato (lo que tendría que haberla dejado fuera del concurso), finalmente se adjudicó a Aceinsa. Una decisión que llegó a ser recurrida por la anterior concesionaria.

 

Aceinsa logró el contrato, en buena parte, gracias a las bajas de hasta el 22% sobre los precios del pliego de condicones y a las mejoras que aportaba por valor de 3,6 millones de euros. Las bajas reducen su margen de actuación y han generado polémica hace unos días cuando UGT y PSOE han denunciado que ha prescindido de varios trabajadores y ha reducido el coste de su plantilla, a pesar de que el pacto por el empleo en las empresas que gestionan contratos públicos del Ayuntamiento de Salamanca lo prohibe. Las mejoras ofertadas, entre las que están mejoras de ahorro energético, habrían salido gratis a las arcas municipales, no así su contratación al margen para realizar trabajos relacionados también con el ahorro energético.