El Ayuntamiento no recupera los 1,3 millones de euros de la desastrosa red de comunicación de la Policía Local
Cyl dots mini

El Ayuntamiento no recupera los 1,3 millones de euros de la desastrosa red de comunicación de la Policía Local

El equipo de Gobierno no cierra la reclamación a la empresa que le vendió un sistema que no funcionaba: lleva un año en reclamación y no se sabe nada.

El Ayuntamiento de Salamanca está empezando a acostumbrarse a tropezar en las cuestiones más espinosas, especialmente, en los contratos que se tuercen. Ha pasado con la reclamación del 'caso piscinas' que ha habido que repetir tras dejarse pasar los plazos y puede que pase con el contrato de la obra del vial del Hospital. Y ha pasado con el millonario contrato de la red de comunicaciones de la Policía Local.

 

En 2010, el consistorio contrató un sistema de comunicaciones para su Policía Local denominado TETRA que fue un quebradero de cabeza constante. El Ayuntamiento tuvo que reconocer que disponía de una red "inutilizada debido tanto a problemas de funcionamiento como a la falta de cobertura requerida para adecuar la red a los usuarios de los cuerpos de seguridad y emergencias en la realización de las tareas que tienen encomendadas".

 

Tras numerosos problemas, se decidió romper el contrato y reclamar a la empresa el montante de la operación, 1,3 millones de euros. El nuevo contrato se adjudicó en noviembre de 2017 y, casi un año después, nada se sabe de la reclamación. Así se desprende de las consultas hechas por el PSOE en comisiones informativas en las que el equipo de Gobierno ha admitido que no hay nada sobre la reclamación. Así que el Ayuntamiento no ha logrado recuperar esa importante cuantía a pesar del tiempo transcurrido y de haber gastado otro millón de euros en un nuevo sistema.

 

La red de comunicaciones de la Policía Local le ha estado costando mucho dinero durante años al Ayuntamiento de Salamanca. Desde que se contratara en 2010 el sistema TETRA, su funcionamiento ha estado lleno de deficiencias y ha obligado a gastar importantes cantidades, además de los 1,3 millones de euros que costó. Al final, estuvo inoperativa hasta que a finales de 2017 se adjudicó el nuevo contrato por 1,1 millones de euros por seis años.