El Ayuntamiento justifica el 'rescate' del parque de Garrido pese al retraso y su elevado coste

El concejal Daniel Llanos.

La obra no se acabará hasta febrero-marzo de 2017, año y medio de retraso, pero el PP esgrime la garantía de que se haga en plazo como uno de los motivos para suplantar a la empresa y gastar 400.000 euros.

Presentado por dos veces por el propio alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, el parque de Garrido ha dado un nuevo giro inesperado. Este miércoles el consistorio anunció, sin pasar por comisión, pleno u órgano alguno,que asumirá el sobrecoste del nuevo parque, lo que obligará a desembolsar 400.000 euros extra. Una cantidad muy importante, más si se tiene en cuenta que en su día se anunció que se haría cargo la empresa que construye el parking subterráneo bajo la superficie de esta plaza.

 

Hoy el equipo de Gobierno ha justificado la decisión. El encargado ha sido el concejal Daniel Llanos, que daba una rueda de prensa sobre el plan de asfaltado para agosto, y que ha tenido que explicar por qué un parque que iba a ser gratis ahora va a costar, según los cálculos del consistorio, unos 400.000 euros de dinero público. Un coste importante para un parque que es, fundamentalmente, el mismo proyecto que se presentó a finales de 2014, entonces, pagado por la empresa privada.

 

Llanos ha asegurado que el PP cree que es el Ayuntamiento quien debe asumir el proyecto y su coste, y ha esgrimido como motivo la necesidad de garantizar su ejecución; es complicado hablar de garantía en este caso porque la realidad de la obra dice que acumula ya más de seis meses de retraso sobre lo previsto, tanto el parking como el parque en la superficie. Y los trámites previstos van a demorar la finalización de las obras, al menos, hasta final de año. Después habrá que realizar la obra. El resultado: que no estará listo hasta febrero-marzo de 2017. Para entonces, acumulará cerca de año y medio de retraso pese a que el alcalde dijo que estaría listo el próximo septiembre.

 

para ello, se suplantará a la empresa, que era la que se había comprometido a hacer el parque, y que según el consistorio todavía aportará unos 643.000 euros a pesar de que había valorado el parque en unos 875.000 euros. El resto, desde los más de 600.000 euros, al 1.073.000 euros de coste total, lo pagará el consistorio. Un rescate en toda regla para una empresa que está teniendo dificultades para vender todas las plazas de parking y que recibiría con los brazos abiertos este 'empujón' de dinero municipal.

 

Según Llanos, este rescate estaba contemplado. Al preguntarle por los motivos para que el Ayuntamiento asuma algo que estaba contratado con la empresa, ha dicho que era una de las posibilidades, que la única opción no era que lo ejecutara la empresa. Algo que no se dijo en ningún momento, ni en la primera ni en la segunda presentación.

Noticias relacionadas