El Ayuntamiento hace caja con las multas de tráfico y recauda 1,6 millones de euros

El Ayuntamiento mejora sus previsiones de ingresos por multas: presupuestó 1,4 millones y se ha disparado por encima de los 1,6 durante 2016. También crece la recaudación por las terrazas

El Ayuntamiento de Salamanca ha hecho caja durante 2016 con los conductores, incluso, por encima de lo previsto. Así se desprende de los primeros datos de la ejecución presupuestaria del año pasado, que recoge las previsiones de ingresos y la recaudación efectiva que, en varios casos, ha sido mucho mejor de lo esperado... aunque sea a base de un mayor celo con los vehículos y sus usuarios.

 

Uno de los capítulos destacados es el de las multas de circulación. Según los presupuestos de 2016, el consistorio tenía calculado recaudar 1,4 millones de euros en multas por infracciones a la ordenanza de tráfico; según la ejecución presupuestaria, la cifra ha superado los 1,6 millones de euros, un 15% por encima. 

 

Este ingreso es uno de los más relevantes del capítulo de entradas por tasas. Está lejos de los más de 12,4 millones que se prevé recaudar por la tasa de basuras o los 1,6 millones para la tasa por ocupar la vía pública, pero está por encima de otros como la tasa de los vados (1,35 millones), los ingresos por la zona azul (1,3 millones) o los ingresos por licencias urbanísticas, que se pronostican de 210.000 euros. Al margen están los ingresos por los grandes impuestos: IBI (45,5 millones), plusvalía (7,3), vehículos (7,1) o el IAE (2 millones).

 

Otro capítulo en el que ha habido más ingresos ha sido el de  la tasa de las terrazas. Este verano ha sido evidente la proliferación de sillas y mesas casi en cada esquina; de hecho, incluso tuvieron bula para prolongar la temporada un fin de semana, y eso se ha traducido en ingresos para el Ayuntamiento. La previsión era recaudar 630.000 euros por la tasa correspondiente, pero se han superado los 650.000 en la versión definitiva.