El Ayuntamiento elabora la lista de autorizados que se librarán de las multas de las cámaras

Un operario trabaja en una de las cámaras de control de tráfico en la calle Prior.

Se ha dirigido a propietarios, negocios y establecimientos hoteleros para elaborar una base de datos de vehículos autorizados a circular por las zonas restringidas. Operarios ultiman la puesta a punto, pero no hay fecha de entrada en funcionamiento. El PSOE se opone porque condicionará el acceso de los ciudadanos.

El Ayuntamiento de Salamanca sigue adelante con su intención de poner en funcionamiento el denominado sistema de control de acceso a zonas restringidas al tráfico, lo que es en realidad una red de cámaras de vigilancia que servirán para multar a todos aquellos vehículos que circulen por las principales calles peatonales sin autorización. Una medida que está siendo muy criticada por el PSOE, que considera que no es una medida correcta, que condiciona el acceso de los ciudadanos y que comporta más problemas que ventajas.

 

En los últimos días, la Policía Local se ha estado dirigiendo a propietarios, establecimientos comerciales y hoteleros de las calles afectadas por la medida para solicitar las matrículas de los vehículos que necesitan de permiso para acceder a garajes, portales o a los propios establecimientos ya sea con pasajeros o para carga y descarga. Con esa información se va a elaborar una base de datos que se utilizará como punto de partida para el funcionamiento de las cámaras, con el objeto de no multar a aquellos vehículos autorizados. En el caso de los hoteles, se establecerá un sistema automático para comunicar las matrículas de los vehículos de los viajeros.

 

Además, en los últimos días operarios de diversas empresas están trabajando en la puesta a punto de estas cámaras, repartidas por todo el casco histórico y colocadas de tal manera que permiten vigilar el acceso de vehículos a las principales calles peatonales restringidas al tráfico. Las cámaras escogidas son de alta definición, tienen sensores de movimiento y tienen dos objetivos que permiten captar con gran nitidez imágenes de las matrículas tanto de día como de noche.

 

Sin embargo, según el grupo municipal socialista esta medida tiene lagunas importantes, ya que los permisos son para los vehículos y no para los ciudadanos; se puede dar la circunstancia de que un vecino de la zona sea multado por acceder con el coche de un familiar o con  un vehículo de sustitución, que puede usar para llegar a su domicilio, pero que no llevaría la matrícula que está autorizada. Según el PSOE, esto condiciona la movilidad de los ciudadanos, "que son los que tienen el derecho, no el vehículo". El grupo socialista ha exigido información de todos los pasos que se den y espera que se establezca claramente el régimen sancionador.

 

El sistema está compuesto por 21 cámaras en las que el Ayuntamiento de Salamanca se ha gastado unos 300.000 euros entre los dispositivos y el programa de funcionamiento. Las hay en la calle Prior, Toro, Palominos, Bordadores, calle Ancha, Balmes, Poeta Iglesias... Según las previsiones iniciales, tendrían que haber entrado en servicio después de las Ferias y Fiestas, y de hecho toda la instalación de los dispositivos y su conexión con la red está terminada; faltaría elaborar la base de datos de autorizados y la formación en su uso.