El Ayuntamiento dice ahora que ya ha reclamado su deuda a Cemusa

Lo ha hecho este lunes, cuando ya podía sospechar que el PSOE iba a denunciar la situación. Dice actuar para que la empresa cumpla su contrato, pese a que ha despedido a tres personas cuando tenía que ejecutar el servicio con siete.

El Ayuntamiento de Salamanca ha tenido que salir al paso de la reclamación hecha por el PSOE tras el revuelo creado por el hecho de que se permitiera a una concesionaria municipal no abonar una deuda de 365.000 euros. La afectada es la que explota las marquesinas y 'mupis' publicitarios, Cemusa, que además ha despedido a tres trabajadores en los últimos meses sin que el consistorio haya hecho nada para impedirlo.

 

Tras conocerse la noticia, el equipo de Gobierno se ha apresurado para difundar una nota explicando que ya ha reclamado a la empresa Cemusa el pago correspondiente a los consumos eléctricos de los elementos de mobiliario urbano que gestiona, concretamente 365.961 euros. Después de que el Grupo Socialista haya lamentado que no haya sido reclamada esa partida, el Consistorio ha remitido un comunicado en el que asegura que el OAGER ha notificado a la empresa que debe hacerse cargo de esa factura.

 

El Ayuntamiento desvela que esta petición se ha realizado de acuerdo al informe presentado por la Policía Local al OAGER de fecha el pasado día 9 de febrero y a la Resolución de Alcaldía dictada el 21 de febrero, es decir, este lunes. Justo cuando llegó a conocimiento del PSOE esta situación. A pesar de ello, y de las peticiones de la oposición para exigir a esta concesionaria el cumplimiento de los contratos, nada se había hecho hasta ahora.

 

El equipo de Gobierno asegura en la nota que "en todo momento ha exigido a la empresa Cemusa el estricto cumplimiento de los compromisos contractuales adquiridos con el Ayuntamiento", pero el contrato refleja que debe prestarse el servicio con una plantilla de siete trabajadores, pese a lo cual se procedió al despido de tres.