El Ayuntamiento deja en cola a 200 contribuyentes hasta que el Gobierno modifique el impuesto de plusvalía

El equipo de Gobierno dice ahora que el Estado no ha hecho los cambios necesarios para devolver la plusvalía cuando hace dos meses prometió devoluciones. Cerca de 200 contribuyentes han hecho la petición.

En menos de dos meses, las prisas con las que el Ayuntamiento de Salamanca anunció que iba a devolver el impuesto de plusvalía a quienes lo hubieran pagado sin motivo se han convertido en un compás de espera. Algo que va a afectar a los cerca de 200 contribuyentes que han pedido, a través de los formularios municipales, que se les restituya un impuesto que consideran no debieron pagar en su día. Todos acudieron ante el anuncio público de que el Ayuntamiento devolvería el impuesto de incremento de terrenos urbanos, la denominada plusvalía, un tributo controvertido.

 

El Ayuntamiento de Salamanca difundió el día 21 de febrero que no cobraría el impuesto de plusvalía cuando la transmisión de un inmueble no suponga un incremento en el valor del mismo. De este modo, aplicará la sentencia del TC que echaba por tierra la fórmula con la que se estaba cobrando este importante impuesto que aporta más de 9 millones de euros a las arcas municipales.

 

Para aplicar la sentencia, anunció entonces en nota de prensa la puesta en marcha de un procedimiento para que los que tengan que liquidarlo a partir de ahora puedan pedir su exención; y los más importante, para que quienes hayan vendido un piso por menos de lo que lo compraron pidan la devolución de la plusvalía abonada. Se podían acoger los que hubieran hecho una transmisión en los últimos cuatro años, desde febrero de 2013.

 

La precipatación vino forzada por el anuncio de Ciudadanos, que solicitó que se devolviera la plusvalía, y desoyendo las recomendaciones al respecto. La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) pidió en su día al Gobierno cambios y una norma clara que permitiera saber cómo cobrar ese impuesto. Y después de 'correr' para anunciar devoluciones, el Ayuntamiento ha tenido que rendirse a la evidencia.

 

El concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez, ha explicado este miércoles que el Estado "no ha modificado la ley de haciendas locales para determinar la metodología que permita saber si en una transmisión se ha producido o no plusvalía". Sin este cambio, el impuesto sigue como estaba, basado en el valor catastral, que siempre sube, con lo que toca pagar. La sentencia del TC, válida sólo para una provincia con hacienda foral, hablaba de establecer el valor de mercado o de escritura, pero sin cambios en la ley no se puede aplicar.

 

El Ayuntamiento, a pesar de todo, dio la opción de que aquellos contribuyentes que creyeran que pagaron sin tener que hacerlo pudieran presentar una solicitud para reclamar la devolución, o la exención en el caso de estar inmersos en el proceso de pago del impuesto; en este último caso, quienes lo han pedido han visto como se detenía el procedimiento de cobro. Y colgó unos formularios que han alimentado la expectativa de conseguir una devolución que, hoy por hoy, es imposible.